La bandera multicolor que representa la diversidad volvió a flamear hoy en el mástil de la Casa de Gobierno y en un centenar de edificios públicos de la provincia. Martín Farfán, ministro de Justicia y Derechos Humanos, fue una de las personas encargadas de izarla, acompañado por legisladores, funcionarios de Gobierno y representantes de organizaciones LGTBIQ+. Cómo cada 17 de mayo desde hace tres años, la bandera ya es un ritual instituido que indica que estamos en el Día Provincial por la Igualdad y la No Discriminación por Orientación Sexual, Identidad y Expresión de Género.

“Este Gobierno nos interpela a escucharnos entre todos los sectores”, dijo Farfán. “La primera premisa que tenemos es escuchar a la gente para poder diseñar y ejecutar políticas que sirvan para mejorar la calidad de vida de las personas trans”, agregó el funcionario durante la presentación de números preliminares del Relevamiento de Personas Trans de la Provincia de Córdoba, que se realizó en el Centro Cívico.

De acuerdo con el informe, en Córdoba hay 1.034 personas trans de las cuales 844 (poco más de 80 por ciento) ya realizaron cambio de DNI según la Ley Nacional de Identidad de Género. Se trata de un relevamiento demográfico que busca generar datos estadísticos oficiales sobre las personas trans en la provincia, para poder diseñar y ejecutar con mayor precisión las políticas públicas pertinentes.

“El informe sirve para achicar la brecha entre las normativas, que en Argentina son de avanzada. Es una herramienta para pasar de la igualdad legal a la igualdad real”, explicó Alejandro Escudero Salama, subdirector de Derechos Humanos de las Minorías y Lucha contra la Discriminación. Agregó que no sería posible llevar adelante este trabajo sin la articulación con ministerios y organizaciones sociales.  

Actualmente este trabajo se encuentra en su segunda etapa. El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y el área de Estadísticas y Censos de la Secretaría General de Gobernación relevaron a las personas trans que trabajan en la administración pública y a quienes (aún sin tener una relación laboral) accedieron a las políticas públicas del Gobierno.

¿Qué vamos a hacer con estos datos? -se preguntó Escudero-. Vamos a ajustar las políticas para mejorar la calidad de vida de las personas”. El funcionario explicó que no se trata de un censo, ya que no se recorre toda la provincia casa por casa; ni tampoco se trata de relevar orientaciones sexuales. El objetivo es obtener información sobre las condiciones de vida de las personas trans en Córdoba, cuya esperanza de vida ronda entre los 35 y 40 años.

Durante el acto, Silvina Rivero, secretaria General de la Gobernación dijo que, en tres años, hubo “avances en políticas concretas que hacen a la no discriminación”. Agregó que no se puede trabajar “de manera autónoma”, para destacar la creación de la Comisión Interministerial de Derechos Humanos, Géneros y Diversidad Sexual.

Del encuentro, también participó el ministro de Desarrollo Social, Sergio Tocalli, además de funcionarios provinciales, concejales y legisladores.


Volver
ff , , ,