El gobernador Juan Schiaretti recalcó la importancia de “recordar siempre lo que fue la Shoá, el Holocausto perpetrado por la barbarie nazi”. Y agregó que ello es necesario tanto en homenaje a las víctimas de aquel genocidio y al pueblo judío, como para evitar que vuelva a ocurrir.

Durante una visita realizada este viernes a la muestra Reflexiones de la Shoá, que se exhibe en el Centro Cultural Córdoba hasta el 25 de octubre, Schiaretti señaló que “tenemos que seguir enseñando en las escuelas lo que fue la Shoá, educando a nuestros niños desde chicos para que nunca más esta barbarie vuelva a repetirse en nuestra tierra”. 

Más adelante, el gobernador enfatizó: “No al odio, al racismo, a la discriminación religiosa; sí a la vida, a la tolerancia, a la convivencia y el humanismo que nos eleva como especie”. Schiaretti recorrió la exposición en compañía del vocal del Museo del Holocausto de Buenos Aires, Damián Mindlin; el presidente de la DAIA Córdoba, Luis Klinger; el rabino Marecelo Polakof; el sobreviviente de Auschwitz Edgar Wildfeuer y miembros del gabinete provincial.

El mandatario elogió la labor que realiza el museo para concientizar a la sociedad sobre la barbarie del Holocausto. “Las grandes atrocidades en la historia de la humanidad se hicieron porque hubo gente común y corriente que en un momento de locura, de odio se engancha y participa de un genocidio como este. Siempre está la posibilidad que el ser humano vuelva por racismo, odio, revancha o credo religioso, siempre está ese riesgo”, dijo.

Y añadió: “En nuestro país hubo émulos de Hitler, la dictadura genocida. Que también, con el poder del Estado, cosa que es imperdonable, se dedicó a secuestrar, torturar, matar ciudadanos y a quitarles sus hijos. Es un émulo de lo que hicieron las hordas nazis en Alemania, por eso es clave que en Argentina recordemos siempre la Shoá”.


Volver