Hasta hoy hay tiempo para visitar la exposición Caminos y Sabores Córdoba, que reúne a través de numerosos stands lo mejor de la producción gastronómica, el turismo y las fiestas populares de los distintos puntos de Argentina en el complejo Ferial.

Con gran suceso de público, en su novena edición la gran feria tiene por primera vez a la plaza cordobesa como destino elegido. Desde el sábado y hasta hoy, los visitantes recorrieron en gran número la imponente oferta desplegada por emprendedores de diversos rubros y orígenes.

A lo largo de sus ediciones Caminos y Sabores se ha consolidado como la feria más grande y representativa de su género en Argentina. Creciendo año tras año, facilita que pequeños y medianos productores de alimentos regionales de todo el país puedan exhibir y vender sus productos en forma directa al público, respetando y rescatando las identidades culturales, impulsando el desarrollo de las pequeñas producciones locales, promocionando el turismo interno y fomentando el valor agregado en origen y el comercio justo.

Protagonistas

Algunos de los productores presentes dejaron sus impresiones acerca de esta edición 2014, la primera en realizarse en suelo cordobés.

Oscar Ruggero, “Sabor Pampeano”. “Hace doce años comenzamos a producir fruta, olivos, frutales en Mayor Buratobisch, provincia de Buenos Aires. Fuimos creciendo. Hacemos mermeladas, frutos en conserva, aceite de oliva de muy buena calidad, aceitunas de mesa, productos gourmet. Nos gustó mucho la plaza Córdoba. Esta es una salida buenísima para el productor, para el que le cuesta mostrar una marca nueva. Si el público prueba el producto, podemos venderlo. En góndola, en cambio, es muy difícil competir con marcas consolidadas”.

Magalí Contí, “Bodega La Caroyense”. “Estamos representando a nuestra bodega, ya estuvimos en Caminos y Sabores en Buenos Aires. Venimos a presentar nuestros vinos frambua, lavec, cabernet sauvignon, syrah. Tenemos también una línea de champagne, somos la única bodega cordobesa que lo realiza. La bodega existe desde 1930, cuando estaba a cargo de una cooperativa. En Córdoba, esta primera vez el público se muestra muy contento de poder asistir a la producción local y de otras provincias”.

Fabián Amoruso, “Chabenet Gourmet”. “Elaboramos un paté cien por ciento vegetal, saludable, que ofrece una alternativa a gente que no puede consumir productos con colesterol. Es un proyecto nuevo radicado en Capital Federal. El objetivo con que venimos a esta feria es que nueva gente pueda probar nuestra producción y percibir su calidad. Y también conseguir socios locales que colaboren en poder posicionar nuestros productos en el ámbito de Córdoba y la región”.

Cristina Michelis, “El refugio del duende”. “Estamos en Casa Grande, corazón del Valle de Punilla. Tenemos un restorán y un pequeño emprendimiento de panificación, hacemos nuestros panes y pastas, productos caseros. Vinimos auspiciados por la comuna. La oportunidad es maravillosa, yo había visitado esta exposición como público en Buenos Aires. Nos permite no sólo intercambiar productos a través de las ventas, sino también experiencias. Estos contactos nos favorecen muchísimo y nos hacen crecer”.

Igor Boratoff, “Nuestras Manos”. “Somos una empresa familiar que elabora conservas de forma artesanal en el departamento Godoy Cruz, provincia de Mendoza, sin conservantes ni aditivos, desde hace ya 13 años. Somos uno de los pioneros en Caminos y Sabores, hace ya diez ediciones. Este evento es un buen lugar para mostrarnos, vender, ofrecer, darnos a conocer, con un público exigente, que busca calidad y precio. Me parece muy bueno para Córdoba que cuenten con un evento de esta magnitud”.


Volver