El  intendente de Pampayasta Sud, Enrique Baun, acompañado por la Legisladora Laura Labat y productores de la zona, se reunió esta mañana con el ministro de Industria, Comercio y Minería Jorge Lawson, a quien le presentó un proyecto a desarrollar en esa localidad centrado en cambiar la producción de soja por la de alfalfa y así producir cubos de ese cultivo que tienen alta demanda en mercados internos y externos.

El intendente indicó que lograrán una mayor superficie de hectáreas sembradas con alfalfa mediante la búsqueda de un cambio social, a partir de esta transformación en la que estarán incluidos grandes y pequeños productores.

El ministerio de Industria, por su parte, se comprometió brindar el apoyo para gestionar ante el INTI la teconologia necesaria para el procesamiento de la alfalfa que parmita los indices de calidad requerido para ser competititvos y alcanzar indices de calidad  y a colaborar en la gestión para obtener financiamiento  para emplazar una planta que permita industrializar la materia prima, elaborando cubos de alfalfa que por sus características son muy requeridos en consumos específicos y tienen mucha proyección en mercados nacionales y extranjeros.

Algunas propiedades del cubo de alfalfa

Por su alto grado de compresión, el cubo está menos expuesto a la degradación a través del tiempo, conservando sus propiedades originales por uno y dos años con un almacenamiento que respete las mínimas condiciones.

Es apto para el consumo directo de equinos, vacunos, ovinos, caprinos, cerdos, chinchillas, conejos, ciervos y aves de corral.

Puede ser utilizado para rumiantes ya que mantiene la propiedad de fibra larga que estos necesitan para su sistema digestivo. Presenta muy reducido nivel de desperdicio por cuanto el animal no puede seleccionar como lo hace en un fardo, evitando pérdidas de hojas.

Es fácil de manipular mecánicamente en caso de granel o cinta transportadora, y en caso de embolsado se presenta más cómodo y limpio, siempre reduciendo costos de manos de obra.

·        Mayor valor por la menor pérdida de hojas

·        Mejor monitoreo y regulación del consumo

·        Mayor aporte proteico.

·        Conserva sus cualidades nutritivas de manera intacta por más de cinco años manteniendo el aroma, color y sabor.

 


Volver
ff