Una nanoestructura capaz de transportar fármacos oncológicos hacia células tumorales —desarrollo realizado por el Centro de Excelencia en Procesos Córdoba (Ceprocor)— fue transferida a la empresa Nanox Realese Technology. De este modo, la firma, conjuntamente con los investigadores, continuará con las siguientes fases clínicas de producción y de comercialización.

El acto de licenciamiento de la patente se realizó hoy en el Centro Cívico y fue suscripto por el ministro de Ciencia y Tecnología del Gobierno de Córdoba, Walter Robledo, en representación del Ceprocor, y por Adriano Petrecca, presidente de Nanox Realese Technology.

El ministro Robledo mostró el orgullo que significa para la Provincia de Córdoba estar hoy transfiriendo nanotecnología de punta producida por el propio Estado al sector productivo, con miras a mejorar la calidad de vida de las personas. “Este es un mensaje fuerte para nuestra comunidad, ya que es posible pensar que la Ciencia y la Tecnología pueden ser el motor de desarrollo socio-económico de nuestra provincia, de nuestra región y de nuestro país”.

Productos de alto impacto

Desde hace algunos años, los investigadores del Programa de Biociencias del Ceprocor, dirigido por Dante Beltramo, vienen realizando investigación y desarrollo de productos de alta tecnología en el campo de los biopolímeros y nanotecnología.

El licenciamiento realizado hoy por el Gobierno de Córdoba, a través del Ceprocor y junto al Conicet, ha sido inscripto en numerosos países y protege una tecnología novedosa, que puede llegar a convertirse en una vía importante para el tratamiento de cierto tipo de tumores.

Se trata del desarrollo de miscelas que tienen la propiedad de “transportar y proteger” drogas oncológicas de uso habitual, y direccionarlas a la zona de ubicación de los tumores, lo cual puede multiplicar la eficiencia de esos medicamentos, con menores cantidades suministradas y, en consecuencia, la reducción de los efectos adversos en la administración de estas drogas.

Las pruebas preliminares realizadas in vitro han dado resultados sorprendentes, y la patente está siendo considerada como de alto interés de aplicación a nivel internacional. Por todos estos motivos, fue transferida hoy a la empresa Nanox Realese Technology.

En la ocasión, el doctor Dante Beltramo explicó aspectos técnicos del desarrollo, y expresó: “La innovación tecnológica se basa en la confianza”. Destacó, en este sentido, que “la vinculación entre una empresa privada y científicos con esta trayectoria, como es la del Ceprocor, solo es posible si existe confianza.”

Por su parte, la magister Luciana Beladelli, gerenta de Vinculación Tecnológica del Ceprocor, hizo referencia al camino recorrido desde el inicio de las investigaciones hasta la firma del convenio de transferencia de una patente que tiene repercusión internacional.

Posteriormente, el licenciado Petrecca expresó su satisfacción por haber llegado a esta instancia en el proceso hacia la innovación en este campo, y resaltó la relevancia de establecer una sociedad que se inició con un centro cien por ciento argentino. “Nanox acompañará con sus mayores esfuerzos al desarrollo nacional e internacional de esta nueva tecnología”, señaló. También explicó que “aún queda un largo camino por transitar entre la empresa y los científicos, de cara a cumplir con las regulaciones nacionales e internacionales exigidas para este tipo de producto”.

También estuvieron presentes Dora Celton, directora del CONICET Córdoba; César Martinelli, vicepresidente del Ceprocor; y los directores de esta misma institución, Guillermo Darbyshire, Ismael Bianco y Nancy Passalaqua.


Volver