El ministerio de Salud de Córdoba, a través del área de Epidemiología, informa sobre la detección de tres casos de triquinosis en la localidad de Ticino, departamento General San Martín. Por tal motivo, se advierte a la población sobre los peligros de consumir o comprar carne de cerdo de dudosa procedencia o sin la inspección sanitaria correspondiente.

Los tres pacientes mencionados  fueron atendidos en la ciudad de Villa María. De acuerdo a las investigaciones, por el momento sólo se pudo establecer como nexo común el consumo de salames y/o chorizos frescos adquiridos en la misma localidad.

La investigación y los controles pertinentes están siendo realizados en forma conjunta por profesionales del área de Epidemiología del ministerio de Salud provincial, el SENASA, la municipalidad de Ticino y el ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos de Córdoba.

Operativo con decomisos

Precisamente, la subsecretaría de Fiscalización del ministerio de Agricultura realizó esta semana un operativo en fábricas y comercios de Ticino y La laguna.

A partir de los controles, en diferentes establecimientos de la primera localidad se decomisó un total de 43 kilos de productos chacinados sin certificación de origen, y que por tanto no contaban con la habilitación correspondiente.

En La Laguna, conjuntamente con el municipio local, se procedió a la clausura de una fábrica de chacinados y al decomiso de 215 kilos de carne porcina y productos derivados, por no contar el local con las condiciones mínimas de higiene y salubridad.

Información útil

El ministerio de Salud recuerda a la población que la triquinosis es una enfermedad transmitida por la ingesta de carne de cerdo cruda o mal cocida, contaminada con el parásito Trichinella spiralis. Las manifestaciones clínicas son muy variables y pueden cursar como una infección inadvertida o presentar síntomas que, por lo general, comienzan con fiebre, dolor muscular intenso, dolor de cabeza y dolor e hinchazón alrededor de los ojos. También pueden aparecer signos gastrointestinales como diarrea y vómitos.

Los brotes de esta enfermedad se producen en su mayoría durante la época de bajas temperaturas, debido a que no se necesita de una cámara frigorífica para preservar los alimentos. Los riesgos son mayores cuando la carne proviene de faenas caseras de mataderos clandestinos, que no cuentan con las normas indispensables de higiene e inspección sanitaria.

Para prevenir esta enfermedad se recomienda:

— No consumir ni permitir el consumo de carnes crudas ni chacinados caseros que no hayan sido inspeccionados.

— Verificar el rótulo o etiqueta de fabricación en todos los subproductos de cerdo que se adquieran. Deberá leerse claramente lo siguiente: marca del producto; empresa responsable; número de habilitación nacional del establecimiento; fecha de elaboración y de vencimiento del producto; condición de mantenimiento en cuanto a temperaturas ambientales y rótulo con la composición del producto.

— No consumir “choripán” en puestos no autorizados o no habilitados

— La salazón y el ahumado de las carnes no son suficientes para destruir los parásitos presentes.

Se recuerda asimismo que la compra de carne o sus derivados provenientes de establecimientos no autorizados está totalmente prohibida, al igual que la compra y venta de estos alimentos en forma ambulante.

 


Volver
ff