Con la presencia del gobernador Juan Schiaretti, esta mañana quedó habilitada la Variante Berrotarán de la Autovía Córdoba – Río Cuarto. El tramo tiene una extensión de nueve kilómetros y demandó una inversión provincial de 949 millones de pesos.

La obra contempló la construcción de dos calzadas separadas con cantero central de 16 metros, dos intersecciones y colectoras para el ingreso a los campos y uso del desvío de tránsito pesado.

El nuevo tramo cuenta con señalización vertical y la demarcación horizontal. Las tareas estuvieron a cargo de la UTE integrada por Benito Roggio e Hijos y Boetto y Buttigliengo.


Volver