En una cálida y emotiva ceremonia, y en un ámbito colmado por familiares, cerca de un centenar de exinternos carcelarios demostraron ante la sociedad que, con el esfuerzo propio y el apoyo, en este caso del Patronato del Liberado, la reinserción social y laboral es posible.

En el mencionado encuentro, el Área de Capacitación del Patronato del Liberado entregó 91 certificados a hombres y mujeres que completaron durante el año 2017 los siete cursos que ofreció el organismo dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

El acto se concretó en el Centro Cultural Graciela Carena, dependiente de la Cofradía de la Merced y que generosamente, año tras año, ofrece sus instalaciones para la realización de los cursos y talleres que se ofrecen a los liberados.

Además, de la entrega de los certificados, 54 exinternas e internos capacitados recibieron micro créditos del Banco de la Gente -dependiente de la Secretaría de Equidad y Promoción del Empleo- para llevar adelante los proyectos productivos generados durante el ciclo. Mientras que por otro lado, unos 160 liberados están incluidos en el Seguro de Capacitación y Empleo, gestionado a través de la GECAL (Gerencia de Empleo y Capacitación Laboral dependiente del Ministerio de Trabajo de la Nación).

Los cursos, que estuvieron a cargo de profesionales provistos por la Secretaría de Equidad y Promoción del Empleo, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y la Gerencia de Empleo de la Nación (GECAL), se repartieron entre: Auxiliar de Carpintería (18 certificados); Asistente en Panificación (10); Gestión Empresarial (7); Herramientas para el Desarrollo y la Gestión del Auto Empleo (41); Asistente en Confección de Indumentaria (4); Auxiliar de Corte Unisex (8) y Elaboración Artesanal de Conservas (3).

Durante el corriente año, y en otra muestra más que la reinserción social es posible, algunas capacitaciones se desarrollaron en las instalaciones de la Cooperativa Luz y Esperanza, integrada por excondenados donde se realizaron prácticas en aberturas de aluminio.

Cecilia Lanzarotti, directora del Patronato, instó a los beneficiarios “a no bajar los brazos y a seguir adelante para dejar atrás un pasado que no tiene que volver”. Además les recordó que ante cualquier duda, eventualidad o problema, “el Patronato estará abierto para brindarles una mano”.


Volver