En la tarde de ayer se llevó a cabo una exhibición de ejercicios realizados en forma conjunta por los 21 egresados del Curso Básico de Formación de Comandos Policiales e Instructores del Equipo de Tácticas Especiales Recomendable (E.T.E.R.).
 
El ministro de Seguridad de la Provincia, Alejo Paredes, explicó: “Este curso permitirá, luego de una nueva selección, que algunos de los egresados pasen a integrar el E.T.E.R. y también hacer posible la nueva sección del E.T.E.R que vamos a abrir en Río Cuarto, ya que parte de este personal también va a ser destinado a esa ciudad”, dijo.
 
La exhibición tuvo lugar en la Escuela Nacional de Tácticas Policiales ubicada en la Comuna de San Roque. Respecto a ese espacio físico, el ministro manifestó que está proyectado convertirlo en un campo de entrenamiento de primer nivel.
 
“Queremos que sea un centro no sólo para Córdoba, sino de referencia en Argentina. Trabajaremos para traer cursos internacionales y que desde Córdoba se puedan transmitir conocimientos al resto del país”, puntualizó Paredes.
 
Este fue el XVII Curso Básico que se realiza con el objetivo de formar y entrenar a personal de la Policía de Córdoba para ser incorporado al E. T. E. R. La duración del curso fue de dos meses, y previamente se efectuó un proceso de selección en el que los 250 efectivos que se inscribieron debieron superar una serie de estudios psicológicos, médicos y pruebas de suficiencia física de gran exigencia.
 
Sólo 72 integrantes de la fuerza cumplieron con los requerimientos de la selección e iniciaron la preparación, llegando a esta etapa sólo 21 cursantes. Durante el desarrollo debieron estudiar y entrenarse en las diversas especialidades tácticas, así como aprobar las evaluaciones de tiro, tácticas básicas y especiales, custodia, cuerdas y natación, entre otras.
 
Durante la exhibición, los efectivos del E.T.E.R. hicieron ejercicios con cuerdas, que se aplican a las acciones tácticas para la liberación de personas secuestradas o rehenes.
 
También demostraron su preparación en la conducción de vehículos realizando maniobras evasivas y defensivas de la especialidad de custodia a dignatarios, en situaciones límite en las que surjan  amenazas de vida. Por último,  el equipo táctico llevó a cabo un ejercicio de liberación de rehenes, partiendo de un secuestro con negociación y posterior irrupción de dos equipos de asalto.
 
 
La preparación se desarrolló en la Escuela Nacional de Tácticas Policiales ubicada en la Comuna de San Roque, mientras que las pruebas especiales de natación se efectuaron en la pileta del Colegio Gabriel Taborín y las de altura, en el Estadio Mario Kempes.
 
Los egresados del curso reúnen las condiciones operativas (psicológicas, físicas y técnicas) y están capacitados para la intervención en situaciones de crisis de alto riesgo como toma de rehenes, personas parapetadas, liberación en secuestros extorsivos, allanamientos de alto riesgo, tirador activo y suicidas.

Volver
ff