La Provincia intensificó durante el año pasado la ejecución de un ambicioso plan de infraestructura productiva y social. Se trata de un plan plurianual que abarca el período 2016-2019 que se integra de cuatro pilares centrales: gasoductos troncales (ejecutado en un 98%), obras viales (ejecutado en un 74%), obras hídricas y de saneamiento (ejecutado en un 57%) e infraestructura hospitalaría y educativa (ejecutado en un 42%).

En el año 2018 el gasto de capital de la Administración Pública no Financiera (Administración Central y Agencias, principalmente ACIF) direccionado hacia el plan de infraestructura productiva y social (IRD y transferencias de capital) [1][2] se estima llegaría a los $ 41.365 millones. Implica un crecimiento del 83% nominal respecto del ejercicio 2017 que, descontada la inflación, equivale a un crecimiento real del 37%. Evaluado en perspectiva histórica se trata de un nivel de inversión récord ya que equivale a 2,5 veces la media de inversión de los últimos años (Gráfico 1).

Esta suma equivale al 17,5% del total de gastos de la Provincia, siendo el nivel más elevado que se tenga registro en los últimos nueve años.

En cuanto al destino de los recursos[3], se destaca la construcción de obras viales, que dan cuenta de la mitad de la inversión en obras realizada en el año 2018. Entre ellas las más emblemáticas son el cierre del anillo de la Avenida Circunvalación, la Autovía variante Costa Azul y la construcción de la Autovía a Río Primero. El saldo restante se aplicó a obras hídricas y de saneamiento, tales como plantas y colectores cloacales, cuencas hídricas, acueductos y red de agua potable (18%); a la finalización de la obra de gasoductos troncales (12%) y a la construcción de escuelas, hospitales y viviendas (20%) (Gráfico 2).

 

[1] Inversión Real Directa, conformado por las partidas trabajos públicos, bienes de capital y bienes preexistentes ($34.350 millones).

[2] Se consideran principalmente las transferencias realizadas por ACIF a Casisa destinadas a la ejecución de obras viales, por un total de $7.014 millones.

[3] Incluye gasto en Inversión Real Directa y transferencias de capital de ACIF a Casisa.


Volver