"Numen Tutelar", de Ongai de Octavio Pinto
"Numen Tutelar", de Ongai de Octavio Pinto

​​El viernes 11 de agosto, a las 19.30, el Museo Evita- Palacio Ferreyra -Hipólito Irigoyen 511- inaugurará tres exposiciones. Por un lado, en el tercer piso podrá verse una muestra con obras del Primer Salón de Arte de Córdoba, que se realizó en 1916 bajo la gobernación de Ramón J. Carcano.

Por otra parte, en las salas A y D del subsuelo se inaugurará El costo humano de los agrotóxicos, con fotografías de Pablo Piovano. Además, en la sala B del subsuelo se presentará El espacio atravesado con pinturas, un trabajo de Florencia Chirino.

Las muestras podrán visitarse hasta el domingo 17 de septiembre de martes a domingos de 10 a 20 hs. La inauguración es con entrada gratuita. La entrada general al museo es de $15. Entrada combinada al Museo Superior de Bellas Artes Evita-Palacio Ferreyra + Museo Caraffa + Museo Palacio Dionisi, $20 (veinte pesos). Jubilados, menores y estudiantes que acrediten dicha condición entran gratis. En grupos de más de 20 integrantes el valor de la entrada es de $10 por persona. Miércoles entrada libre y gratuita.

Las exposiciones

La muestra 1916 reúne pinturas que dan cuenta de un momento histórico de Córdoba en el que el espíritu modernizador se expresa en programas de gobierno que buscan desarrollar la infraestructura de la región ,a través de distintas obras y planes de gobierno. Las artes y la cultura no estuvieron exentas de este ideario. En ese entonces, se aspiraba a “formar el gusto del público por el arte y la pintura” con este tipo de propuestas, y a la vez potenciar a los artistas cordobeses. La muestra que podrá apreciarse es el resultado del trabajo realizado por un equipo de investigación de la UNC dirigido por Marcelo Nusenovich y Clementina Zablosky.

En las salas A y D del sub suelo podrá verse las fotografías de Pablo Piovano. El reportero gráfico argentino, miembro del staff del diario porteño Página 12, ha obtenido distinciones internacionales por esta serie de imágenes que retratan los efectos en los seres humanos de las sustancias químicas utilizadas en áreas de cultivo. Centralmente, Piovano enfoca su visión en las consecuencias físicas que sufren las personas afectadas en áreas de cultivo en las que se utiliza glifosato. Las impactantes imágenes en blanco y negro ponen de manifiesto un tema de muchísima actualidad.

Por último, en la sala B del subsuelo podrá verse El espacio atravesado, muestra de pinturas (acrílicos sobre tela) de Florencia Chirinio. La artista define su obra como una pintura que surge del paisaje pero que no es paisajista sino que resulta ser “la experiencia del paisaje”. Los trabajos de Chirino abordan desde la pintura la existencia y degradación de un viejo rancho de más de cien años y su degradación en relación con la naturaleza.​


Volver