Actividades por el Día de las Hepatitis Virales

  • Los CAPS provinciales ampliarán la oferta de vacunación para hepatitis B, del 25 al 29 de julio.
  • El jueves 28, en el Paseo del Buen Pastor, también se ofrecerá esa vacuna; test rápidos para hepatitis B, C, VIH y sífilis; y asesoramiento.
  • Recuerdan que es clave realizarse el test para esta infección al menos una vez en la vida

El 28 de julio es el Día Mundial de las Hepatitis Virales. En adhesión, se llevarán a cabo distintas actividades durante toda la semana.

Del lunes 25 al viernes 29 de julio, los CAPS provinciales ampliarán la oferta de vacunación para hepatitis B.

En tanto, el miércoles 27, el Programa Provincial VIH/sida, ITS y Hepatitis Virales realizará el encuentro virtual “Las hepatitis en el Primer Nivel de Atención”, dirigido a equipos de salud de toda la provincia, que se desempeñen en ese nivel.

El jueves 28, el Programa provincial junto al Laboratorio Central y a la Dirección General de Integración Sanitaria ofrecerán una jornada en el Paseo del Buen Pastor, donde se brindará asesoramiento, test rápidos para hepatitis B y C, VIH y sífilis, y también vacunación para hepatitis B. La actividad se extenderá desde las 11 hasta las 17.

Cabe destacar que, si una prueba da positivo, el equipo realizará el acompañamiento necesario. Asimismo, es importante recordar que el acceso a estos estudios es voluntario, confidencial y gratuito, y que puede acercarse cualquier persona a partir de los 13 años.

Sobre la hepatitis

La hepatitis es la inflamación del hígado, órgano vital que procesa los nutrientes, cumple una función desintoxicante y sintetiza proteínas. Cuando el hígado está inflamado o dañado, su funcionamiento puede verse afectado.

En general, la hepatitis puede ser provocada por diferentes virus, que pueden ser del tipo A, B, C, D y E.

Los virus de la hepatitis A y E son de curso agudo y se transmiten por vía fecal-oral, es decir a través de agua o alimentos contaminados, o algunas prácticas sexuales no protegidas. La principal recomendación para prevenirlas es implementar medidas higiénicas como lavarse las manos después de ir al baño, cambiar los pañales y antes de preparar las comidas. Además, se indica cocinar bien los alimentos y consumir agua hervida o purificada. También son importantes las condiciones ambientales como una correcta eliminación de excretas.

En tanto las hepatitis B y C se transmiten por el contacto con sangre, por vía sexual o al compartir elementos cortopunzantes, como agujas y jeringas. Estas hepatitis pueden evolucionar en formas crónicas y provocar enfermedades en el hígado como la cirrosis, insuficiencia hepática o cáncer de hígado.

Para prevenir las hepatitis B y Cse aconseja el uso adecuado y continuo del preservativo en todas las prácticas sexuales y no compartir agujas o elementos corto-punzantes. 

Además, a todas las personas embarazadas y a sus parejas se les debe realizar los tests de detección de hepatitis y otras infecciones de transmisión sexual – ITS -, para evitar que el virus llegue al bebé.

En muchos casos, quienes tienen hepatitis B o C no presentan síntomasno conocen su situación y por lo tanto transmiten la infección a otras personas, incluso de madre a hijo/a durante el embarazo o el parto.  Por ello es fundamental acceder al diagnóstico serológico ya que es la única manera de saber si la persona convive con estos virus. En este sentido, recomiendan realizarse el test de las hepatitis al menos una vez en la vida.

En esta línea, el equipo de especialistas explica que el diagnóstico oportuno de la hepatitis B o C permite el tratamiento temprano, en tanto la cura de la hepatitis C y el control de la hepatitis B previne daños al hígado, como la cirrosis y el cáncer.

Cabe destacar que las hepatitis A y B pueden prevenirse a través de sus respectivas vacunas, incluidas en el calendario oficial de vacunación.