En poco menos de un mes, el Consejo Provincial de Adolescentes de Córdoba tendrá su primer plenario en la historia y para eso, jóvenes de diversas localidades ya se vienen preparando en Mesas de Trabajo donde discuten y deliberan sus propuestas para hacer escuchar su voz.

“Esta es la oportunidad para tener voz y voto frente a la situaciones que nos competen. Es importante que los adolescentes nos involucremos”, dijo Renata, 17 años, de Villa María. “Podemos ayudar un montón a cambiar las realidades de personas que tiene nuestra y edad y comparte los mismos problemas. Nos preocupa el bullying, la exclusión, los conflictos en los boliches, el abuso de poder en las instituciones”, agregó.

Renata es una de las 150 chicas y chicos que integran Consejos Locales de Niñez, Adolescencia y Familia en Villa María, Alta Gracia, Malagueño, Salsipuedes, Rancagua y Empalme, que este jueves se reunieron en las oficinas que la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SeNAF) tiene en barrio Nueva Córdoba, para empezar a definir los ejes y elegir los representantes que serán parte del plenario, a realizarse a mediados de septiembre.

El Consejo Provincial de Adolescentes -impulsado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos- es un órgano de deliberación, debate y formulación de propuestas del que participan adolescentes de entre 13 y 17 años para expresar y ejercer el rol activo de su derecho a opinar y ser oídos.

Se trata de una instancia inédita en la provincia que se enmarca en el paradigma de Protección Integral de Derechos y busca generar dispositivos institucionales para que los adolescentes sean oídos y tenidos en cuenta.

En julio fue publicado en el Boletín Oficial. Desde entonces, ya funcionan las tres Mesas de Trabajo que representan a tres sectores. Se trata de los adolescentes que participan en ONG; la integrada por quienes viven en Espacios de Cuidados de SeNAF y la mesa de Consejos Locales del interior de la provincia y Capital, que se reunieron este jueves. Cada sector eligió 10 representantes para el plenario. A su vez, en noviembre, por primera vez los adolescentes se sentarán a discutir sus propuestas en el Consejo Provincial de Niñez Adolescencia y Familia, con los adultos de las diferentes áreas del Gobierno provincial y poderes del Estado, universidades y organizaciones sociales que lo conforman.

Entre los temas que fueron saliendo en los encuentros flota siempre, de fondo, la necesidad y el derecho a hacerse oír de los jóvenes, que se manifiesta de diversas maneras. “Nos sentimos excluidos en temas en los que sí podemos tener conocimiento. Una cosa es escucharnos y otra, muy distintas, es prestarnos atención y que nos tengan en cuenta”, dijo un adolescente, en la Mesa con las ONG.

“Tenemos una mentalidad más abierta. Podemos ayudar a los adultos a entender los cambios”, sugirió otra joven. “Nos dan el derecho a votar pero no el de participar. Esta es una buena instancia”, agregó.

SeNAF realizó diferentes experiencias que sirvieron como antecedentes al Consejo de Adolescentes, como por ejemplo, el foro de participación adolescentes “Mi voz se escucha”, en 2016, o los espacios de intercambio de las Casas de Autonomía que dependen de la Secretaría.


Volver
ff