Villa General Belgrano -archivo-
Villa General Belgrano -archivo-

Como un destino ideal para vivir la Semana Santa en la República Argentina, Córdoba ofreció a los numerosos visitantes su historia, sus paisajes, su rico legado jesuita, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sus museos y todas las acciones que prepararon los municipios turísticos de la provincia.

La Semana Santa en Córdoba es uno de los momentos más importantes para el movimiento turístico en todo el año. Así es que hubo múltiples actividades para acompañar la festividad religiosa, dándole además de un marco cultural, la impronta de una Semana Santa que los cordobeses vivimos en “cuerpo y alma” junto a todos los turistas.

De acuerdo a la información brindada por las Secretarías y Direcciones de Turismo, los números mostraron una buena afluencia de visitantes de muchas provincias y también del extranjero.

En el Valle de Punilla, su puerta de acceso, Villa Carlos Paz tuvo un pico del 85% de ocupación, en tanto, en La Cumbre el número se elevó al 96% y La Falda llegó al 85%.

En la zona de Calamuchita, Santa Rosa tuvo el 79%, Villa General Belgrano 95,6%, La Cumbrecita 98,1 % y Villa Rumipal el 80%.

Por su parte, Río Ceballos, en la región de las Sierras Chicas llego al 85% de plazas ocupadas.

La región de Ansenuza, con su ciudad cabecera, Miramar mostró el 70%, al igual que Mina Clavero, el 70%, en el Valle de Traslasierra.

En tanto, Alta Gracia, cabecera de la Región de Paravachasca, la ocupación alcanzó el 95%.

Por último, la ciudad de Villa María tuvo el interesante número del 88% y la ciudad de Córdoba capital, sin duda uno de los grandes atractivos de la Semana Santa en la provincia, redondeó el 90% de plazas ocupadas.

De esta forma, Semana Santa 2017 pasó con excelente promedio de presencia de visitantes que al igual que todos los años, eligieron Córdoba para estos días tan especiales, viviendo a pleno días que seguramente serán inolvidables.


Volver
ff , ,