Tras conocida la medida de fuerza que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Seccional Córdoba dispuso a partir de las 22 horas de hoy, el Ministerio de Trabajo llamó a audiencia a las partes. Desde las 13, se concretó la reunión entre autoridades de la cartera, de la Municipalidad de Córdoba y de las empresas Coniferal, TAMSE, Autobuses Córdoba y ERSA. La asociación sindical no envió delegados.

Los apoderados de las distintas empresas negaron deuda a sus trabajadores, “habiéndose cumplimentado con los pagos exigibles”, según se lee textual en el expediente abierto a tal fin. En el mismo sentido, “ponen a disposición todas sus unidades para que los conductores cumplimenten con sus tareas normales y habituales”.

Los representantes de las empresas pusieron a disposición del área de Inspección del Trabajo la documentación pertinente que acredita el cumplimiento del pago referido. Funcionarios de la Municipalidad de Córdoba también expresaron que las prestatarias “han dado acabado cumplimiento a las órdenes de servicio con fecha 6 de octubre de 2018 en relación al pago íntegro de los haberes de los trabajadores, correspondiente al mes de septiembre”.

Por todo lo expuesto, el Ministerio de Trabajo dispuso “intimar a la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Seccional Córdoba, a que se abstenga de efectivizar la medida anunciada para el día de la fecha a partir de las 22:00 horas y con vigencia hasta las 06:00 horas del día 09/10/2018, como así también cualquier otra que por los motivos expresados pudieran realizarse en los días sucesivos”.


Volver
ff ,