El desflorado consiste en quitarle la flor a la planta  de maíz con el fin de evitar que la misma se contamine. Se realiza antes de la cosecha, siendo ésta la época propicia para realizar la tarea. El objetivo del desflore es la producción de semillas híbridas, que se destinan, en su gran mayoría, a la exportación. La actividad es temporaria y requiere gran cantidad de mano de obra.

Al establecerse los campamentos, es obligación del empleador cumplir con la normativa vigente (Decreto provincial 894/11) que determina que “toda persona física o jurídica tiene la obligación de comunicar a la Secretaría de Trabajo, con carácter previo el inicio de actividades rurales, la contratación de personal temporario y no permanente, ya sea que desarrollen sus labores bajo la modalidad de trabajo de temporada en campamento, pernoctando o no en el lugar”.

En lo que va del mes de enero, se llevaron a cabo operativos de rutina en Los Cisnes, La Carlota y Colonia Caroya. De esta manera, inspectores del Ministerio de Trabajo, acompañados por personal de Renatre (Registro Nacional de trabajadores Rurales y Empleadores) y de UATRE (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores) fiscalizaron los campamentos de la Asociación de Cooperativas Argentinas Coop. Ltda y de Monsanto Argentina SRL.

Se relevaron un total de aproximadamente 200 trabajadores, siendo en su mayoría, provenientes de la provincia de Santiago del Estero. Se constató que en el lugar donde residan, todos tengan casillas donde dormir, baños químicos, matafuegos, una galería de toldo, una casilla exclusiva para la cocina y cocineros para los trabajadores.

También se controla la atención médica que deben recibir los obreros rurales ya que la actividad puede provocar cortes en las  manos, que implican en la mayoría de los casos, suturas de 1 o 2 puntos; o bien lesiones en los talones, debido a las cuevas de peludos. Estas últimas se intentan evitar haciendo un relevamiento previo de la zona y señalizando con carteles los lugares donde se encuentran las mismas.

Además se constató que los obreros tengan libreta de trabajador rural, la cual es condición necesaria por parte de la empresa para la contratación de un trabajador rural. Asimismo como tarea preventiva, el personal del Ministerio de Trabajo, asesoró a los encargados del lugar sobre las condiciones de seguridad e higiene en el trabajo.

Cabe destacar que en el operativo no se detectó trabajo infantil ni mujeres trabajando.


Volver