Como todos los años, en noviembre, los agentes públicos que cumplieron 30 años de servicio en las delegaciones del interior y en la sede central del Ministerio de Trabajo, recibieron la medalla en reconocimiento a la tarea desempeñada a lo largo del tiempo.

En representación de los trabajadores, Eduardo Domingo Romero, conocido por todos en Bell Ville, como – el Mingo –  expresó el agradecimiento a su familia, a sus compañeros de tantos años, a los amigos que ya no están y a las autoridades actuales por permitirle sentirse parte de un equipo de trabajo compartiendo un proyecto de gestión.

Embargado por la emoción, el “Mingo” recordó sus primeros años en la función pública, destacando especialmente al doctor Sappia.  “Él nos marcó el norte en la administración del trabajo”, así se refirió al querido y reconocido profesor de derecho laboral, abogado laboralista de Córdoba y ex ministro de Trabajo de la Provincia al regreso de la Democracia.

En ese marco, se dio un profundo aplauso a la memoria de Sebastián Ricardo Molina, de la Delegación de Marcos Juárez, cuando Mónica Carasa recibió junto a sus hijos, en nombre de su marido fallecido hace poco  más de un mes y medio, la medalla de reconocimiento.

En ese sentido, Mónica contó: “Estaba muy entusiasmado esperando recibir este año la medalla; me había comentado que al cumplir 30 años se hacía este homenaje, pero no imaginé que el acto sería de estas características. Me siento muy emocionada por estar aquí con mis hijos”.

“Él amaba su trabajo, empezó como ordenanza y luego fue ascendiendo. Era un referente en Leones -lugar donde vivimos- porque con predisposición ayudaba a los vecinos para que no tuvieran que viajar a Marcos Juárez”, expresó con la voz entre cortada, la esposa de Molina.

A su turno, el ministro de Trabajo Omar Sereno, se dirigió a los agentes destacando la labor, “porque es un servicio a la sociedad que tiene como protagonistas a los trabajadores”.

“Recordar -proviene del latín- y significa volver a pasar por el corazón. Recordar es importante porque tiene que ver con los sentimientos de cada uno de ustedes. Los invito a traer a la memoria la experiencia de estos 30 años, pieza fundamental para ustedes que son verdaderos servidores públicos”, celebró Sereno.

Para finalizar, el funcionario agregó: “Quiero agradecerles porque tengo la suerte de haberme formado en esta Casa, siendo un joven abogado aprendí de ustedes y también lo he hecho cuando la dirigí en cualquiera de las responsabilidades que me ha tocado asumir. En nombre también de mi equipo, les  agradezco el acompañamiento a esta gestión”.

Recibieron la medalla Arellano Mario José; Blanco Silvina; Cabuchi María; Cerolini Norma; Cruz Mónica; Damilano de Martínez Myriam; Falconier Eduardo; Gastaldello Jorge; Gómez Mario; Godoy Daniel; Martínez Mirian; Carasa Mónica (en nombre de su esposo Sebastián Ricardo Molina); Montañez Norma; Paz María Alejandra; Peral Adriana; Quintanilla Pablo; Romero Eduardo Domingo; Venecia Silvia y Vera Ocampo Adolfo Gustavo.

Acompañaron en el acto, el secretario de Trabajo y Relaciones Laborales, Franco Mogetta; el subsecretario Legal, Técnico y de Coordinación Administrativa, Roberto Luis Reale; la directora General de Relaciones Laborales, Higiene, Seguridad e Inspección del Trabajo, Elizabeth Bianchi; el director Provincial de Trabajo Agrario y Asuntos Rurales, Lucas Girogi; la asesora del Ministro, Ana María Monayar y demás funcionarios como también Marcelo Carreras, secretario gremial del SEP Y Elda Deop de UPS.


Volver