Desde hoy y hasta el viernes 29 de agosto, de 9 a 12, se lleva a cabo en el Hospital Tránsito Cáceres de Allende una campaña de prevención del tabaquismo y detección de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc). La acción es organizada por el departamento de Medicina Interna y Servicio de Neumonología de dicho hospital y la Cátedra de Clínica Médica II de la Universidad Nacional de Córdoba.

Entre los objetivos de esta iniciativa se cuentan los de difundir los efectos adversos del tabaquismo así como los beneficios de la cesación tabáquica, promover ambientes libre de  humo, detectar pacientes con EPOC y concientizar a enfermos para lograr adherencia a los tratamientos.

La campaña está orientada a la población en general, personal del hospital, pacientes que asisten a consultorios externos y a alumnos de colegios de nivel medio, públicos y privados, situados en el área de influencia del nosocomio.

Tiene lugar en el hall central del Hospital.

Acerca del tabaquismo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen en el mundo unos 1300 millones de fumadores. Cada día, alrededor de cien mil jóvenes menores de 18 años, de los cuales 80 por ciento viven en países en desarrollo, comienzan a fumar.

El consumo de tabaco es la principal causa de muerte evitable y se calcula que cada año mata a más de cinco millones de personas en el mundo. La mayor parte de estas muertes ocurren en países de ingresos bajos y medianos.

En el siglo XX el tabaquismo ocasionó cien millones de muertes. El consumo afecta la salud de los que fuman y de los que están expuestos al humo. Los fumadores viven en promedio 10 a 15 años menos que quienes no fuman.

En Córdoba

En nuestra provincia se cumplen 11 años de la sanción de la Ley Provincial Antitabaco N° 9.113 que prohíbe fumar en todos los lugares cerrados con acceso al público, así como ocho años desde que la norma comenzó a regir. Córdoba es pionera en ésta legislación, ya que la Ley Nacional se sancionó recién en junio de 2011 y comenzó a hacerse efectiva en mayo de 2013.

Desde la puesta en funcionamiento de la ley provincial se ha verificado una reducción de la cantidad de cordobeses que fuman. Mientras que en 1999 la enfermedad afectaba al 35 por ciento de la población, en 2005 ese valor bajó a 31,2 puntos porcentuales, descendiendo en 2009 hasta el 27,4 por ciento de los cordobeses. 


Volver