Se realizó ayer la primera reunión de la sala de situación para el seguimiento de las infecciones respiratorias agudas bajas (IRAB), en el marco del plan de contingencia invernal anunciado el pasado 2 de mayo.

Durante el encuentro, el ministro de Salud, Francisco Fortuna, convocó a las distintas instituciones a seguir trabajando en coordinación para contener el incremento de la demanda que provocan las infecciones respiratorias en cada invierno. Al respecto, remarcó el esfuerzo de la provincia en inversión en recursos humanos, insumos y equipamiento para esta temporada.

Además, hizo referencia a la importancia de que la población de riesgo acceda a la colocación de la vacuna antigripal, en particular en niños y niñas de 6 a 24 meses. “Ya hemos recibido el 100 por ciento de las dosis pediátricas necesarias para cubrir a esta población y, sin embargo, sólo se ha colocado la mitad. Necesitamos la colaboración de los pediatras para indicar la vacuna; al igual que de los ginecólogos, que deben recomendarla durante el embarazo”, afirmó.

Por su parte, Analía Cudolá, secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, recordó: “Es importante llevar a los niños a los vacunatorios para protegerse contra la gripe -con las dos dosis necesarias para esta población- sino también que toda la familia corrobore sus carnés, para fortalecer la inmunización de rebaño en todas las patologías inmunoprevenibles”.

En la reunión, Gabriela Barbás, del Laboratorio Central informó que no se han registrado aún muestras positivas de personas con gripe o influenza; y que el virus sincicial respiratorio -el más frecuente en el invierno entre niñas y niños- aún circula en proporciones más bajas que el año pasado. En consecuencia, de acuerdo a lo transmitido por los profesionales de la sala, no se percibe aún un aumento significativo de la demanda en los hospitales pediátricos y neonatales.

En tanto, la directora de Maternidad e Infancia, Marcela Yanover, resumió por qué es importante que el sistema de salud sostenga el trabajo de contención de las IRAB. Al respecto, mostró la estadística de mortalidad por esta causa en menores de 5 años elaborada por el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Emilio Coni, en la que puede observarse que Córdoba fue la tercera provincia con menor tasa de mortalidad por esta causa en el bienio 2015-2016.

Además, Yanover repasó la organización en red del sistema sanitario en el que entre el 70 y el 80 por ciento de la atención debe receptarse en el primer nivel, es decir, en los centros de atención primaria. También hizo alusión a la necesidad de reforzar el sistema de referencia y contrarreferencia (es decir, el retorno del paciente al primer nivel de atención luego del alta); sobre todo en los casos de niños que hayan requerido internación en camas críticas.

De la reunión participaron los responsables de la dirección de hospitales de capital y de interior del Ministerio de Salud, Martín Najo y Carlos Negro; la responsable del programa de inmunizaciones, Sandra Belfiore; el subsecretario de Atención Hospitalaria de la ciudad de Córdoba, Pablo Igarzabal; directores y equipos de salud de los hospitales provinciales, entre otros.

Medidas de prevención

Desde Maternidad e Infancia, recordaron algunas medidas generales que pueden tomar las familias para contribuir a prevenir las IRAB:

-Controlar que toda la familia -en especial, niñas, niños y adultos mayores- tengan todas las vacunas.

-Evitar que los niños estén en la misma habitación con personas que estén cursando una enfermedad.

-Amamantar a los bebés hasta los 6 meses y continuar la lactancia hasta los 2 años, aunque ya coman otros alimentos.

-Cuidarlos del frío.

-Limpiar y ventilar la vivienda todos los días.

-No fumar adentro de los hogares.

-No usar estufas, braseros ni cocinas a leña en el lugar donde duermen niños y niñas.

-Lavarse frecuentemente las manos.

-Al estornudar o toser, cubrir boca y nariz con un pañuelo, o con el pliego del codo (no usar las manos).


Volver
ff , , , ,