El nosocomio de la localidad de Santa María incorporó un tomógrafo de última generación que permite el diagnóstico por imágenes con alta definición y gran velocidad.

Durante el acto inaugural, el gobernador José Manuel de la Sota  adelantó que a principios de mayo quedarán habilitadas otras 67 camas en un ala del hospital en la que actualmente se están concluyendo obras para dejarla en condiciones. El nosocomio atiende entre 200 y 300 pacientes diarios provenientes de 12 localidades de la región y de provincias del norte.

El mandatario puso en funciones a un médico especialista y cuatros técnicos, que estarán a cargo de la flamante aparatología. Ahora, ya totalizan 13 los tomógrafos de última generación en el ámbito de la salud pública provincial.

Además de la tarea asistencial, en el Hospital Domingo Funes se dicta la carrera de enfermería, que al día de hoy tiene 240 alumnos pre inscriptos. De la Sota destacó la importancia de la formación de recursos humanos en el área de la salud, y sostuvo que con los profesionales que se capacitan en el nosocomio, se cubrirá el 50 por ciento de las necesidades de enfermeros que demandan actualmente los hospitales públicos.

El mandatario anunció que la Provincia otorgará a los alumnos de esta carrera becas académicas de mil pesos mensuales durante los tres años de formación, con la sola condición que los beneficiarios mantengan la regularidad y acrediten que rinden las materias. Además, aseguró que los estudiantes contarán con el Boleto Educativo Gratuito.

En otro orden, el gobernador señaló que la Provincia está gestionando ante organismos nacionales el permiso para construir una rotonda de acceso al hospital en la ruta 38, obra necesaria para reorganizar el tráfico nutrido vehicular. De la Sota estuvo acompañado por el ministro de Salud, Carlos Simon.

 


Volver
ff