MosquitoDengue

El dengue, la fiebre chikungunya y el zika son enfermedades virales transmitidas por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando ese mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma (durante los días que tenga fiebre) y luego pica a otras personas, les transmite el virus. Este mosquito tiene hábitos domiciliarios, por lo que la transmisión es predominantemente doméstica.

El mosquito se reproduce fundamentalmente en lugares artificiales, tales como floreros, botellas, bebederos de animales, latas, neumáticos, o cualquier otro recipiente que pueda acumular agua limpia y clara. Por eso, la medida clave de prevención es el “descacharreo” y la limpieza del hogar.

La fumigación es un complemento que ayuda a disminuir la población de mosquitos adultos. Pero si no se eliminan las larvas, el mosquito sigue reproduciéndose. Por ello, las fumigaciones se recomiendan sólo en algunas instancias de brotes de estas enfermedades y como complemento de las acciones centrales de limpieza y descacharrado dentro de los hogares.

En la Argentina, durante las temporadas cálidas del año hay presencia de mosquitos adultos. Durante el invierno, los adultos se encuentran ausentes o son escasos y la población está representada principalmente por huevos, los cuales originarán mosquitos adultos en la siguiente temporada estival. Por ello se recomienda mantener, durante todo el año, los hogares limpios de posibles criaderos de larvas de mosquitos.

El mosquito transmisor

El Aedes aegypti se caracteriza por sus franjas blancas y, aunque puede alimentarse en cualquier momento, pica preferentemente durante las últimas horas del atardecer y las primeras del amanecer. Las recomendaciones para evitar picaduras son:

  • Evitar estar al aire libre durante las horas de mayor proliferación de mosquitos. En caso de actividades a la intemperie, usar ropa de mangas largas y pantalones largos, de colores claros, ya que los mosquitos huyen de los elementos que reflejan la luz solar.
  • Utilizar espirales o tabletas repelentes.
  • Proteger las cunas o cochecitos de bebés con mosquiteros tipo tul. Utilizar telas mosquiteras en puertas y ventanas.
  • Repelentes: Utilizar repelentes sobre la piel expuesta y rociar también sobre la ropa. Renovar su aplicación según indicación del producto. Los productos que contienen DEET (N,N-dietil-m-toluamida) son los más eficaces. No utilizar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación. En los bebés menores de dos meses de edad, no se recomienda utilizar repelentes, ni tampoco aplicar en las manos de los niños para evitar contacto con la boca.

Características principales de las enfermedades

Acerca de los síntomas

La infección por dengue puede ser clínicamente inaparente (sin síntomas fuertes) o puede causar una enfermedad de variada intensidad. Se presenta en general con fiebre aguda, malestar general, cefalea, dolor retro ocular, dolor muscular, dolores articulares y erupciones en la piel. Fiebre, dolor intenso e inflamación en las articulaciones, a menudo en las manos y los pies. También puede aparecer dolor de cabeza, dolor muscular o sarpullido.

La fiebre chikungunya se manifiesta con un inicio súbito de fiebre alta (mayor a 39°C); dolor intenso en las articulaciones, con frecuencia, invalidante; dolor de cabeza y muscular; erupción generalizada en la piel, picazón intensa y manchas rojas y blancas.

El virus del zika puede no presentar síntomas, pero normalmente genera erupción en el cuerpo con picazón intensa y manchas rojas y blancas; fiebre leve (mayor a 37°C); dolores articulares y musculares; irritación de los ojos; conjuntivitis sin secreción (pus); dolor de cabeza; fatiga y malestar general. En algunos casos, puede producir complicaciones neurológicas.

-Vale aclarar que no en todos los casos se presenta fiebre, por lo cual es preciso consultar ante cualquiera de los síntomas mencionados. Es fundamental no automedicarse, sobre todo evitar la aspirina y el ibuprofeno.

Recomendación especial para embarazadas sobre el ZIKA

El ministerio de Salud de la Nación y la OPS han emitido una recomendación especial para las embarazadas, en relación al zika, que desaconseja a las mujeres embarazadas viajan a lugares donde circula ese virus. Si no se puede evitar el viaje, se recomienda consultar previamente a su obstetra y que extremar las precauciones para evitar la picadura de mosquitos y consultar al médico al regreso del viaje.

Esta alerta se debe al posible riesgo de malformaciones congénitas en gestantes -entre ellas, microcefalia- asociado a la infección por zika durante el primer trimestre de gestación.

Tarea en los hospitales y centros de salud

La vigilancia de síndromes febriles y su notificación son una herramienta fundamental para tomar las acciones necesarias para controlar los brotes y cuidar la salud de la población.

Las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes que presentan un inicio clínico similar e inespecífico con fiebre, cefaleas, mialgias, erupción cutánea y ocasionalmente hemorragia pueden corresponder a múltiples afecciones tales como leptospirosis, hantavirus, fiebre amarilla, dengue, fiebre chikungunya, zika, paludismo y otras flavivirosis. Estas patologías, que tienen similitud de signos y síntomas, fisiopatología común y etiología diversa se agruparon para su estudio bajo la denominación de síndrome febril. Para ello se implementa una estrategia de vigilancia epidemiológica que consiste en una Vigilancia Sindrómica.

El Ministerio de Salud de la Provincia recuerda que la participación y movilización social son las mejores herramientas para prevenir el dengue, la chikungunya y el zika.


Volver
ff , , , , ,