El Gobernador Juan Schiaretti disertó hoy en el cierre del décimo Coloquio Industrial, organizado por la Unión Industrial de Córdoba, bajo el lema “La hora de la Competitividad”.

En la oportunidad, el mandatario cordobés expresó que “lo que el país necesita es un acuerdo social y de gobernabilidad y debemos hacerlo rápidamente, sea cual sea el resultado de las elecciones legislativas”.

Esta es la manera, agregó Schiaretti, en un país donde nadie tiene mayoría, “de que entre todos nos pongamos de acuerdo para sacar a Argentina de las dificultades que tiene”.

El mandatario cordobés consideró que para esto “es imprescindible que el Presidente se deje ayudar, que convoque a que podamos hacer esto; pero me parece que para ayudar a alguien, como se tiene que dejar ayudar, es importante que pueda escuchar el mensaje de la urna, y que entienda que es necesario enmendar errores y hacer este acuerdo que es imperioso para que la Argentina avance. Y sólo, con el mensaje de urna que le sea adverso vamos a poder lograr esto”.

Al explayarse sobre su afirmación de alcanzar un acuerdo social, Schiaretti sostuvo que debe hacerse entre gobernadores, empresarios, industriales y trabajadores. “No hay posibilidades que algún iluminado se crea que puede solo con todo”, subrayó.

El mandatario puso como ejemplo a Chile, donde su dirigencia fue capaz de lograr el consenso en temas centrales y crecer. A la vez, sostuvo que los empresarios necesitan reglas de juego clareas que les permita desarrollarse. “Argentina tiene un gran futuro con este acuerdo de gobernabilidad; no podemos ponerlo en juego por una campaña electoral; queremos que Argentina vaya hacia adelante y Córdoba es el motor de ese futuro”, agregó.

En diversos pasajes de su discurso, Schiaretti repasó la obra pública que ejecuta su gestión. “El mayor programa de obras públicas de la historia nacional”, lo definió con una inversión de 5.650 millones de dólares en infraestructura en la que se destacan gasoductos para 800 mil cordobeses, cloacas en 76 localidades, rutas, escuelas y hospitales.

“A todo este plan de inversión lo podemos hacer porque los cordobeses recuperamos parte de lo que es nuestro y que no nos regaló nada el Gobierno  nacional. Tuvimos el coraje de ir a la Suprema Corte a litigar y pedir que nos devolvieran la parte que nos habían sacado”, aclaró Schiaretti.

Coparticipación, tarifas, tasas y obras

El mandatario cordobés reconoció la ayuda de Nación en algunas obras que la Provincia ejecuta y afirmó que, a diferencia del anterior Gobierno central, el actual no discrimina a Córdoba; pero a la vez reclamó que el reparto de los recursos tiene que ser de acuerdo a la ley de Coparticipación Federal, es decir el 58 por ciento es de la provincia, el 42% de la Nación.

Hoy, afirmó Schiaretti, la Nación se queda con el 62% y las provincias tenemos el 38%, “y lo más grave es que todo lo que se queda la Nación va a la Capital Federal y al Conurbano”.

Esta situación produce una inequidad en las tarifas que pagan los ciudadanos de Capital y del Conurbano respecto a lo que paga un habitante de Santa Fe o Córdoba. “No podemos los del interior subsidiar a la ciudad más rica de Latinoamérica”, afirmó, recordando los subsidios de provincia de Buenos Aires en transporte, energía, así como en el impuesto Inmobilitario.

Schiaretti también mencionó el soterramiento del Sarmiento iniciado por el anterior Gobierno nacional y continuado por el actual, con una inversión cercana a los 60 mil millones de pesos; monto que a juicio del Gobernador cordobés, bien podría invertirse para arreglar la sistematización de las  cuencas en la propia provincia de Buenos aires  o  en Santa Fe o en construir el corredor bioceánico que arranca en Santa Fé y llega al paso de San Francisco  y a la cuenca de Antofagasta que es donde pueden anclar los barcos chinos que son los de mayor calado del planeta.

Córdoba perdió el año pasado 14.500 millones de pesos en Coparticipación, monto que sumado a los 21 mil millones de las retenciones de soja, alcanzan un total de 35.500 millones que se llevó el Gobierno Central. “Que me devuelvan una parte de eso y yo elimino en el acto los impuestos de aduana interior que están sufriendo los industriales de Córdoba, que nos devuelvan porque ahí sí vamos a poder eliminar los impuestos distorsivos, ahí sí se puede eliminar Ingresos Brutos”, espetó.

Schiaretti también sostuvo que Argentina necesita una cultura impositiva razonable, también necesitamos otro sistema de tasas de interés. “Por mantener las tasas de interés tan altas se logra que no haya consumo, no hay reactivación y no hay empleo; es más negocio poner la plata en la bicicleta financiera que en la producción”, expresó.

El Gobernador sostuvo que “si bien el Gobierno nacional tiene todos los instrumentos para frenar la subida del dólar, el esfuerzo que estamos haciendo para bajar la inflación no sirven de nada porque el dólar lo pueden planchar pero se va a los precios. La gente siente que no le alcanza la planta, que las cosas no van bien, que hace sacrificios pero de todos modos no alcanza”.

“Todos los instrumentos de política económica que se utilizan sirven un tiempo, son siempre coyunturales. Usted puede impulsar el consumo un tiempo, puede atar su moneda a otra, lo que no puede es tenerla atada todo el tiempo. Puede tener las tasas de interés altas en algún momento para evitar la inflación, pero no mucho tiempo porque genera recesión. Puede emitir también, pero si lo hace permanentemente genera inflación”, finalizó.


Volver