Al término de la firma del Pacto Fiscal firmado hoy entre el Gobierno nacional y 23 provincias argentinas (sólo San Luis no rubricó), el Gobernador Juan Schiaretti expresó su satisfacción porque en el acuerdo se contempló el planteo de Córdoba respecto a que la restitución del Fondo del Conurbano debía estar a cargo de la Nación, no de las provincias, y el pedido para acabar con los subsidios diferenciales que benefician a los habitantes de Capital y del Gran Buenos Aires.

“Fue un muy buen acuerdo federal para el conjunto de las Provincias y para Córdoba, porque se contempló algo que planteamos los cordobeses, que era que la restitución del Fondo del Conurbano debía estar a cargo de la Nación y no de las Provincias”, indicó Schiaretti.

Además, agregó el Gobernador, “aquello que planteamos los cordobeses de que hay que acabar con los subsidios diferenciales que benefician a los habitantes de Capital Federal y del Gran Buenos Aires, se puso en el acuerdo y estos subsidios van a terminar, una parte antes que finalice el año 2018, otra cuando antes que finalice 2019; y otra cuando termine 2020″.

El mandatario cordobés afirmó que lo firmado “es un convenio que avanza en la dirección de que haya más coparticipación para las provincias porque se logró que impuestos que está poniendo la Nación, como es el de la Renta Financiera y el revalúo de activos sean coparticipables, como corresponde”.

Justo con esto, informó Schiaretti, “también fue importante poder compensar deudas y acabar con los  juicios”. El Gobernador puso como ejemplo el juicio que Córdoba entabló por aquel stock de deuda que tiene la Nación por el 15%, el cual se baja y “en compensación la Nación nos da recursos el año que viene por 600 millones de pesos y, desde 2019 -durante  diez  años- por alrededor de 1.400 millones de pesos”.

Finalmente, el Gobernador Schiaretti consideró que a través de este acuerdo, “vamos en la dirección correcta de reducir el déficit fiscal, tanto la Nación como las Provincias; y esto es clave para que Argentina tenga estabilidad, para que Argentina sea previsible. Es clave también para acabar con tantos años de crisis en nuestro país”.

Entre lo acordado, resaltó como “elemento central” la baja de los impuestos distorsivos como son ingresos brutos y el impuestos a los sellos, “con un cronograma que no significa un gran esfuerzo a las provincias, sino que es un cronograma que se puede adoptar por parte de todas las provincias argentinas y al final del camino habremos sustituidos impuestos distorsivos por impuestos más neutros a la producción, como puede ser un impuesto a las ventas finales o un IVA provincial”, concluyó Schiaretti.


Volver
ff , , ,