agua2

Ing. Edgar Castello, Secretario de Recursos Hídricos – Cr. Germán Pratto,  Secretario de Ambiente

En la actualidad hay una creciente preocupación mundial por el buen uso y la preservación del agua, al ser un recurso indispensable y a la vez, finito. Hay coincidencias generales sobre la hipótesis de que una de las principales luchas que deberá afrontar la humanidad en este siglo será, precisamente, por el agua.

La provincia de Córdoba, por su condición de mediterránea y emplazada en una zona de clima semiárido, no es ajena a esta realidad.

Las sociedades modernas, donde se experimentan migraciones internas que deparan mayor concentración urbana, tienen una creciente demandan de agua potable y es indispensable un mayor compromiso solidario para que este recurso vital alcance para todos.

De allí es que los ciudadanos pasamos a ser actores principales en un proceso que, de ser asumido con compromiso social, sólo traerá beneficios. El uso responsable del agua, cumpliendo algunos mínimos requisitos que han sido reiteradamente difundidos, se convierte en una actitud clave para cuidarla: Ser moderados en su utilización para higiene personal y domiciliaria; no usar mangueras para lavar autos, veredas  o regar jardines; reparar fugas y filtraciones en grifos y tuberías, son algunas de ellas

Por su parte, desde el Gobierno de Córdoba se trabaja constantemente en mejorar las condiciones de accesibilidad al agua potable. Para que este recurso llegue a todo nuestro territorio en cantidad y calidad se requiere de un gran esfuerzo en la potabilización del agua y en su distribución.

También son permanentes las tareas destinadas a evitar la contaminación de las cuencas hídricas, controlando tanto la disposición final de residuos sólidos como promoviendo también el tratamiento de efluentes cloacales.

Esta tarea se materializa en obras de infraestructura y en la planificación de estrategias, donde existe un trabajo en conjunto con gobiernos municipales, empresas distribuidoras y cooperativas de agua y servicios.

En este Día Internacional del Agua,  que fue institucionalizado en 1992 por las Naciones Unidas para ayudar a la sensibilización de su uso racional, queremos renovar el compromiso del Gobierno de Córdoba y sumar en esta tarea a los vecinos de la Provincia, para trabajar mancomunadamente en el cuidado de este recurso, en pos de nuestra calidad de vida y de las futuras generaciones. 


Volver
ff