Ya se concretó la expropiación de las cuatro casas que debían demolerse para liberar la traza en la obra de la avenida Ricardo Rojas, en el tramo comprendido entre las calles Tomás Garzón y Heriberto Martínez; se realizó la demolición y se están iniciando los trabajos de calzada en este sector.

“La obra tiene un avance de más del 80 por ciento y en noviembre estará finalizada completamente. En este momento se está construyendo la calzada en los tramos Heriberto Martínez – Tomás Garzón y Tomás Garzón – Buitrago”, explicó el ministro de Infraestructura Manuel Calvo.

La avenida constituye una de las principales vías de penetración a la ciudad de Córdoba, desde barrios del noroeste y desde importantes localidades del Gran Córdoba como Villa Allende, Saldán y La Calera.

El proyecto total de la obra contempla la duplicación de la calzada, dando nueve metros de ancho a las manos de tres trochas de circulación, que están divididas por un cantero o por las vías del ferrocarril según el sector.

Los trabajos incluyen la liberación de la traza a través de extracción de árboles, demoliciones y traslado de servicios aéreos y subterráneos. Además, demolición de calzada existente, apertura de caja, preparación de subrasante, construcción de subbase, construcción de calzada de hormigón, obras de drenaje y desagües, demarcación horizontal, señalización vertical, iluminación, semaforización, mobiliario urbano (refugios en paradas de colectivos, cestos de basura, juegos infantiles, rampas peatonales), forestación y enchampados.


Volver