Luego de las fuertes lluvias y crecientes de febrero y marzo, y tras un relevamiento del Ministerio de Desarrollo Social, la Provincia puso en marcha tres líneas de ayuda a quienes vieron perjudicadas sus viviendas, según el tipo de daño.

A las cerca de 1620 familias que tuvieron daños menores, se están entregando ayudas económicas de 30 mil pesos en promedio.

Para aquellos que perdieron totalmente sus casas y no pueden volver a construirlas en esos terrenos, se están edificando 156 viviendas en nuevos lotes donados por los municipios locales.

En los casos de personas que tuvieron pérdida total del hogar pero que cuentan con un terreno, se están entregando kits de materiales de construcción para que puedan erigir nuevamente la vivienda y ayuda económica para solventar la mano de obra.

Son 91 familias de Unquillo, Río Ceballos, Villa Allende, Agua de Oro, El Manzano, La Granja y Salsipuedes en esta situación.

El Director de Vivienda provincial, Augusto Pastore, acompañó la entrega de nuevos kits en esta última localidad; junto con el intendente, Sergio Cornejo, y la Directora de Planeamiento Urbano y Ambiente de Salsipuedes, Carolina Racagni.

“Ya hay 20 kits entregados y en el transcurso de este mes vamos a terminar con los 28 correspondientes a Salsipuedes. La logística es compleja y debe planificarse bien, porque cada kit ocupa un camión y un acoplado y no siempre los terrenos son de fácil acceso para estos vehículos” explicó Pastore.

Los kits de materiales permiten construir casas de alrededor de 70 metros cuadrados y dos dormitorios. Incluyen todo lo necesario para ello, excepto los áridos y la pintura. El plazo estimado por el Ministerio de Infraestructura para la edificación de las viviendas es de cuatro meses.

 


Volver