El Gobierno de Córdoba está edificando 156 viviendas que sufrieron destrucción total durante las inundaciones de febrero, en terrenos cedidos por los municipios locales. Son 80 casas en Villa Allende, 50 en Río Ceballos, 18 en Unquillo y 8 en Mendiolaza.

En todos los casos, están firmados los contratos de obra y ya se hicieron tareas de desmalezado, toma de niveles, movimiento de suelo, disposición de áridos, subrrasante para plateas y amojonamiento y apertura de calles, de acuerdo a la topografía del terreno. En Villa Allende y Mendiolaza, ya se están levantando muros.

“Las obras tienen muy buen ritmo en todas las localidades. En Villa Allende ya se están realizando las paredes y en Mendiolaza la construcción está llegando a los techos”, destacó Augusto Pastore, director de Vivienda del Ministerio de Infraestructura, quien inspeccionó la obra de Villa Allende, junto con el intendente Héctor Colombo.

Pastore detalló también que a fin de año se estarían entregando las viviendas a sus dueños y rápidamente se iniciarán los trámites de escrituración.

Por su parte, Colombo explicó que el lugar donde están emplazadas las viviendas, el barrio Pan de Azúcar, es una zona residencial que cuenta con todos los servicios, trazado de calles, asfalto y cordón cuneta.

Las casas son de dos y tres dormitorios, de 60 y 75 metros cuadrados respectivamente, sobre lotes de 300 metros cuadrados en promedio. Estarán equipadas con cocina, baño, lavadero e infraestructura de agua, gas y pozo absorbente. Mantienen el esquema modulable de todos los kits de viviendas de la Provincia, por lo que son fácilmente ampliables.

A las 70 familias que sufrieron destrucción total de sus viviendas pero cuentan con el terreno, el Gobierno de Córdoba les hará entrega de kits de materiales para que puedan reconstruir el cien por ciento de sus casas y ayuda económica para la mano de obra.

Los 1826 hogares que tuvieron destrucción parcial están recibiendo asistencia monetaria para reparaciones.

 


Volver
ff ,