El viernes pasado, personal de la Dirección de Policía Ambiental recibió un llamado desde la localidad de Miramar alertando sobre una malla de red de pesca en el río, a tres kilómetros al Este de Miramar. Los agentes, dependientes del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Público, se hicieron presente en el lugar y constataron que efectivamente había una red de 50 metros de largo por 1,20 de ancho, pero no hallaron al responsable.

En el operativo también participó el Grupo Especial de Rescate y Salvamento de esa localidad, dependiente de la Policía de la Provincia de Córdoba.
Debido a que la malla de red por ley es considerada como un “arte prohibida” para la actividad de pesca en la provincia de Córdoba, se procedió a la incineración de la misma y se recorrió toda la zona para verificar que no hubiese más redes dispuestas en el río.


Volver