Esta semana, personal de Policía Ambiental dependiente del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, trasladó a la provincia de Chaco cuatro monos, dos carayá (Aloutta caraya) y dos monos cai (Sapajus apella). Los ejemplares fueron secuestrados en operativos de mascotismo y asistidos hasta que se determinó su traslado.

Si bien estas dos especies son de distribución sudamericana, en Argentina se encuentran solo en el norte del país, de allí la decisión de su envío a la provincia norteña.


Volver