La Dirección de Policía Ambiental, perteneciente al Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, secuestró cinco maquinarias en distintas localidades del territorio cordobés, que estaban realizando actividades sin tener las autorizaciones correspondientes.

La pronta actuación de los inspectores ante las denuncias que alertaban la presencia de maquinarias, hizo posible que se frenara a tiempo las actividades que se estaban desarrollando de manera irregular.

Según informó el director de Policía Ambiental, Adrián Rinaudo, ninguno de los responsables contaba con las autorizaciones pertinentes para llevar a cabo las actividades que se estaban desarrollando. “En ninguna de las inspecciones realizadas pudimos comprobar la documentación habilitante, por lo que además de instrumentar el cese preventivo y precautorio de las actividades, se secuestró la maquinaria que estaba siendo utilizada y se labraron las actuaciones pertinentes”, explicó el funcionario.

Procedimientos

En el departamento de General Roca, en el Arroyo de las Tortugas, se estaba desarrollando una obra hídrica para desagotar excedente de agua de un campo hacia el arroyo. Dicha canalización no contaba con la autorización de la Secretaría de Recursos Hídricos por lo que se secuestró una retroexcavadora con pala frontal.

Posteriormente, se atendió otra denuncia en Potrero de Garay, departamento Calamuchita, donde se constató que una retroexcavadora con oruga estaba realizando un movimiento de suelo en forma de terrazas para la construcción de viviendas. Para tal actividad, se realizó un desmonte total afectando una hectárea, aproximadamente, de especies nativas. No contaba con la licencia ambiental que otorga la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático por lo que también se secuestró la maquinaria utilizada.

Luego, los agentes detectaron en la localidad de Ana Zumarán, departamento Unión, una retroexcavadora realizando obras para la instalación de un feedlot. Tampoco contaba con las autorizaciones pertinentes. Mientras que en Río Cuarto, por patrullaje se secuestró una retroexcavadora con pala frontal que estaba realizando tareas de acopio de áridos sin permiso.

Finalmente, en la localidad de Unquillo se inspeccionó un proyecto inmobiliario donde se constató una retroexcavadora con pala frontal realizando un movimiento, cambio y uso de suelo, extracción de áridos y un desmonte en una superficie de media hectárea. El responsable tenía una autorización para explotar dos perforaciones en el loteo, pero no para las actividades detectadas por Policía Ambiental.


Volver