Policía Ambiental arribó a una vivienda de la localidad del sur de la provincia y logró secuestrar 72 aves que se encontraban en cautiverio. Las especies que se encontraron en las 15 jaulas y 11 tramperos del domicilio se trataban de cardenal amarillo, reinamoras, rey del bosque, cardenales comunes, perdiz ala colorada, perdices, semilleros y zorzales.

Las aves fueron trasladadas para su análisis sanitario y recuperación al Parque Ecológico Urbano (PEU) a excepción del cardenal amarillo y los tres ‘rey del bosque’ que se llevarán al Parque Ecológico Tatú Carreta, ubicado en el Valle de Punilla.

En nuestro país y a nivel internacional, las poblaciones del cardenal amarillo han sido categorizadas como especie en peligro de extinción. Las causas que la llevaron a esta clasificación han sido la destrucción de su hábitat por la explotación maderera y la extensión de la frontera ganadera agrícola y la venta ilegal como ave de jaula por su canto y plumaje vistoso.

Adrián Rinaudo, director de Policía Ambiental, hizo hincapié en la ilegalidad de la tenencia, el tráfico y la venta de aves silvestres y resaltó: “Es importante destacar que las poblaciones de aves silvestres se encuentran amenazadas por el mascotismo, el comercio ilegal y la pérdida del hábitat”.

 

 

 

 

 

 

 


Volver