Inspectores de la Dirección de Policía Ambiental, del Ministerio de Servicios Públicos de la Provincia, realizaron un allanamiento en una vivienda particular en la ciudad de Río Ceballos, tras una denuncia recibida al 0800.

En el procedimiento, se constató la tenencia ilegal de tres serpientes de maizal y una pitón de Birmania albina de dos metros de largo. Cabe señalar que esta especie suelen alcanzar hasta casi cuatro metros de longitud.

“Las especies están en buenas condiciones y serán trasladadas a un centro de rescate ya que no pueden ser liberadas por ser exóticas, provenientes del norte América y Asia”, explicó del director de Policía Ambiental, Adrián Rinaudo.

Las serpientes estaban en posesión de una familia que las tenían como mascotas.

“El mascotismo es una práctica ilegal que se expande por el tráfico ilegal de fauna, lo cual es un flagelo hacia el ambiente y está prohibido en nuestra provincia”, aseveró Rinaudo.

Las denuncias a Policía Ambiental se realizan por teléfono (0351 4321286 / 0800 777 0220) o a través de internet en este link.

Sobre las especies

La serpiente del maizal es una especie no venenosa, solitaria que vive en la planicie y matorrales del maíz. Son pequeñas y dóciles, llegan a tener un largo de un metro. Se alimentan de grillos, escarabajos, gusanos, lagartijas y roedores. Incluso trepan en los árboles para alimentarse de aves y murciélagos.

Están distribuidas en Norteamérica, especialmente en Maryland y Nueva Jersey (EEUU);  y sur a la costa del golfo de México.

La pitón de Birmania es una especie originaria de la India, Pakistán, Nepal e Indochina. Es la constrictora más grande de la India y una de las seis serpientes más grandes del mundo, después de la anaconda verde, la pitón reticulada, y la pitón amatista, aunque sólo en longitud. Es una serpiente dócil y un icono en la India. Son carnívoras.


Volver