En un control de rutina, la Dirección de Policía Ambiental detectó una intervención forestal en la localidad de Huascha, departamento Ischilín.

Desde el camino observaron que se estaba realizando un desmonte y habilitados por las facultades excepcionales de ingreso que les otorga el artículo N°7 de la Ley 10.115, los agentes ingresaron al predio y solicitaron las autorizaciones correspondientes que otorga la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático para realizar una intervención forestal; al constatar que no se contaba con ese permiso los inspectores dispusieron el cese inmediato de todas las actividades.

Asimismo, el personal perteneciente a la repartición del Ministerio de Servicios Públicos labró un acta por infringir la normativa vigente en materia forestal y secuestró una topadora con un rolo de tres metros.

Terminado el control en ese predio, se realizó un patrullaje sobre la ruta nacional 60 en donde se secuestró un camión con 21 toneladas de leña verde con una guía que no correspondía con la carga que trasladaba.

Villa Candelaria

Cabe recordar que la semana pasada la repartición constató un desmonte selectivo y un rolado que había afectado una superficie aproximada de 64 hectáreas. En esa oportunidad, se secuestró un tractor con frente para topar y un rolo de dos metros. A su vez, se controlaron cuatro hornos de leña cargados y cerrados y también un acopio que no contaban con autorización, por lo que se secuestraron 15 toneladas de leña y 15 de carbón.


Volver