La Dirección de Policía Ambiental, dependiente del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, intensificó los controles que normalmente realiza en los lagos y embalse de la provincia para controlar la pesca y caza furtivas.

En esta oportunidad, los inspectores detectaron en el lago Los Molinos a un cazador que no contaba con la licencia de caza correspondiente otorgada por la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático y portaba una carabina calibre 22 sin documentación. Los agentes labraron las actuaciones correspondientes y procedieron al secuestro del arma como así también de las cinco vizcachas que el cazador furtivo tenía.

Asimismo, se patrullaron el puente del río Los Espinillos, el muro del Dique los Molinos y en la zona de Arroyo Amboy donde se concientizó sobre la normativa vigente que regula la actividad de pesca en la provincia de Córdoba y se los instruyó sobre la obligatoriedad de contar con licencia de pescar emitida por la Secretaría de Ambiente de la provincia, prohibición de pescar desde puentes y la veda nocturna.


Volver