La Policía Ambiental rescató un cachorro de puma de no más de tres meses de vida que tras un proceso de readaptación, será devuelto al medio natural.

El pumita no tenía aún sus garras cortadas ni tampoco limados los colmillos, se encontraba en un domicilio particular de la localidad de Serrano, en el departamento Roque Saénz Peña y fue derivado al Centro de Atención Primaria del Zoológico de la ciudad de Córdoba.

En ese lugar  será sometido a  un  tratamiento de adaptación y devolución al ámbito natural, un trabajo bastante complejo que implica devolverle al cachorro hábitos de supervivencia y de convivencia natural que los animales pierden cuando crecen en cautiverio y adoptan hábitos domésticos.

Concretamente, el puma debe aprender a cazar para alimentarse por sí mismo. Como el rescate se ha producido cuando todavía es  cachorro, los policías ambientales confían en que podrá retornar con éxito a su hábitat natural.

Por otra parte, se procedió a la recepción de una nutria, que fue entregada voluntariamente por vecinos de la localidad de Leones, en tanto que también se recuperó un ejemplar de carpincho que vivía en una domicilio particular en Córdoba capital. Ambos animales fueron derivados a un Centro de Rescate ubicado en la localidad de Morteros.

 

 


Volver