La Dirección de Policía Ambiental, luego de un arduo trabajo de inteligencia, realizó en el transcurso de las dos últimas semanas, diez allanamientos en domicilios particulares y en distintos comercios de la localidad de Pilar.

Los agentes, pertenecientes al Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos secuestraron en total de 48 aves en los distintos domicilios inspeccionados. Si bien, en las viviendas allanadas la cantidad de aves silvestres no fue significativa, es pertinente aclarar que entre los pájaros silvestres había cardenales amarillos, especie cuyo estado de conservación está en peligro de extinción. Además, encontraron en dos domicilios fábricas artesanales de tramperos sin la documentación pertinente para la realización de dicha actividad.

Un dato importante es que el año pasado, el secuestro de aves en cautiverio representó más del 95 por ciento de los procedimientos de fauna que realizó Policía Ambiental,  por lo que se intensificaron los controles y allanamientos para combatir el tráfico de fauna silvestre en toda la provincia.

Las aves fueron puestas en cuarentena para determinar el estado en el que se encuentran y analizar la posibilidad de que sean devueltas a su hábitat natural.

 


Volver
ff , , ,