Luego de recibir una denuncia que alertaba la realización de una canalización clandestina, en zona rural de la localidad de General Roca, personal de la Dirección de Policía Ambiental se hizo presente en el lugar para constatar la situación.

Al llegar al campo indicado, los agentes de la dirección perteneciente al Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos comprobaron que, efectivamente, se estaba realizando una obra hídrica sin autorización y por ello la paralizaron y secuestraron la maquinaria que se estaba utilizando.

Según precisó el director de la dependencia, Adrián Rinaudo, los inspectores pudieron constatar dos obras hídricas sin las autorizaciones pertinentes. “Una de ellas, llega hasta el arroyo Tortugas y tiene una dimensión de 1800 metros de longitud por 2,5 metros y 1,5 metros de profundidad. La otra, que se estaba llevando a cabo cuando los inspectores llegaron, tiene 550 metros de longitud con el mismo ancho y profundidad que el anterior”, detalló el funcionario.

Las actuaciones que se labraron por infringir el Código de Aguas de la Provincia de Córdoba darán inicio a un sumario administrativo tendiente a cobrar la multa pertinente, desarticular las obras e ingresar al infractor en un registro de infractores que lleva la dirección.


Volver