La ciudad de Río Cuarto dispondrá de una delegación de la Policía Ambiental que tendrá la misión de cuidar, limpiar y mantener el cauce y las costas del río además de controlar la extracción de áridos y determinar los sectores y lugares aptos para la extracción.

El anuncio fue formulado durante la  inspección que hoy realizaron el director de la Policía Ambiental de la Provincia, Adrian Rinaudo y el secretario de Infraestructura a cargo de la dirección General del ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Juan Manuel Escudero, junto a su equipo de trabajo.

Rinaudo explicó que “se está armando la base operativa de la delegación”, y agregó: “Fundamentalmente queremos controlar la extracción de áridos sobre el río y tener presencia permanente con vehículos e inspectores para que las areneras trabajen acorde a lo autorizado por la secretaria de Recursos Hídricos en cada sector”.

En este sentido, Rinaudo precisó: “Estamos delimitando los lugares de trabajo para que no haya confusiones y brindarle seguridad a los riocuartenses en las zonas urbanísticas del río”.

De la recorrida participaron también Adrian Luciano, inspector de Recursos Hídricos para el sur provincial y Pablo Toledo, geólogo de la Policía Ambiental.


Volver