Conforme lo dispone la legislación vigente, el responsable de realizar intervenciones sobre el bosque sin autorización, además de abonar la multa debe remediar el daño causado a través de la reforestación o recuperación de la zona afectada.

El control del cumplimiento de la remediación está también a cargo de la Dirección de Policía Ambiental, perteneciente al Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos.

En esta oportunidad, el predio que está siendo controlado por los agentes es una cantera que se encuentra en la zona de Falda del Carmen y fue detectada en infracción en el año 2015 en virtud de existir un desmonte sobre ocho hectáreas sin autorización.

Una vez resuelta la infracción se inició la regulación de la cantera, obteniendo los permisos ambientales correspondientes que otorga la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático y se adecuó a la normativa. Por su parte, desde Dirección de Policía Ambiental se le impuso una multa por la infracción y se le exigió la remediación de las áreas de cantera ya cerradas para recuperar el suelo y remediar el daño ocasionado.

En virtud de ello, el infractor presentó un plan de reforestación que fue evaluado por el área técnica previamente y, actualmente, están en la primera etapa de restauración con la plantación especies nativas.

El director de Policía Ambiental, Adrián Rinuado, profundizó sobre el tema: “El área técnica, previo análisis de la zona, de las características y envergadura de la infracción, establece condiciones y pautas que deberá seguir el infractor ordenando en todos los casos la clausura del área afectada para su recuperación y en aquellos que es necesario y posible la reforestación propiamente dicha con especies arbóreas y/o arbustivas correspondientes a la región natural donde se encuentre el predio en cuestión”.

Además, explicó el funcionario que el control de cumplimiento de la medida de accesoria se realiza mediante análisis de imágenes satelitales y reinspecciones prediales.


Volver