Personal de la Dirección de Policía Ambiental, junto con la Policía de la localidad de Achiras, realizó un patrullaje por la represa homónima ya que es una zona que se encuentra vedada para la pesca.

Los agentes, pertenecientes al Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, secuestraron 17 cañas con reel, 41 piezas de pejerrey y se labraron las actuaciones correspondientes por infringir la normativa vigente que prohíbe la pesca en ese lugar.

Asimismo, se realizó un procedimiento en una forrajería de la misma localidad, en donde se detectó fauna silvestre en cautiverio. Se secuestraron diez aves entre las que había mistos y corbatitas. Todos los ejemplares fueron trasladados al Parque Ecológico Urbano de Río Cuarto para su análisis clínico y sanitario.

Las actas labradas darán inicio a los pertinentes sumarios administrativos contra los infractores donde se establecerán las multas a aplicar y se decidirá el destino de los ejemplares secuestrados.

 


Volver