Mujeres privadas de su libertad en el complejo carcelario de Bouwer participaron de una charla sobre concientización de detección temprana del cáncer de mama, dialogaron con los profesionales de la salud para sacarse dudas, y se sensibilizaron sobre los riesgos de dilatar los controles de rutina para prevenir la enfermedad que más ataca a las mujeres de nuestro país.

En el marco del programa “Córdoba Rosa”, instaurado por ley en el año 2017, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y la Secretaría de Equidad y Promoción del Empleo, involucran a las mujeres en contexto de encierro en sus actividades para promover la concientización sobre la prevención y detección temprana del cáncer de mama, y realización de controles a través del mamógrafo móvil, y la concertación de turnos en hospitales públicos.

Ayer por la tarde, fue agendada la convocatoria de las internas para participar de esta charla que las sorprendió con la visita el equipo integrado por Cecilia Lanzarotti, secretaria de Organización y Gestión Penitenciaria; y María Victoria Moncada, directora del programa “Córdoba con Ellas”, acompañadas por las fundadoras de la ONG “Guapas Mamis Hockey”, que fomenta actividades de concientización a través de los encuentros deportivos; la excampeona “Chapita” Carolina Gutiérrez, en representación de la Agencia Córdoba Deportes; y los doctores especialistas Andrés del Castillo y Leila Badrán, del Ministerio de Salud, con la compañía de la secretaria de Justicia, Laura Echenique, y miembros del equipo del programa “Córdoba con Ellas”.

“La idea de hoy es juntarnos y prevenir cosas que nos pasan a las mujeres”, dijo Lanzarotti dando inicio a la charla, “de este encuentro tenemos que salir diferentes, conscientes de que tenemos que cuidar nuestro cuerpo, y que nuestra salud es importante”.

“¿A quién le pasó de sacar turno al médico y no ir?”, les preguntó a las jóvenes y mujeres, María Victoria Moncada. Al ser varias las manos levantadas, Moncada señaló: “Nos pasa a todas. En la lista de prioridades donde algo tendría que ser superimportante van pasando las cosas del hogar, y vamos dejando nuestra salud a última instancia”. Y explicó que “de lo que se trata este encuentro es volver a traer este eje importante de la vida de la mujer, el control de la salud”.

“Chapita” Gutiérrez, con su calidez habitual, dijo: “Yo creo que no es sólo el cuidado personal de una, sino de la amiga, de la hermana, de la vecina. Estar entre tantas mujeres es acogedor, entre todas nos tenemos que cuidar”.

Los médicos explicaron la incidencia de la enfermedad en las mujeres en la Argentina. “En  Córdoba hay 1500 casos nuevos todo los años”, señaló del Castillo. Mostraron que los controles a través de mamografías o ecografías, resultan más efectivos para la detección temprana de nódulos y su tratamiento; más oportuna y efectiva la detección con esta tecnología que incluso a través de la autopalpación de las mamas, donde el nódulo ya tiene que tener un tamaño mayor para poder detectarlo de ese modo. “A medida que aumenta la edad, mayor es el riesgo” dijeron, “por lo que a partir de lo 40 años, debe realizarse un control todos los años”.

El programa “Córdoba Rosa” trata un tema importante siempre en un marco agradable y ameno. Así que el cierre de la actividad, fue con ritmo y música. La profe de zumba lideró momentos de  diversión donde el ritmo, el juego y el baile fueron los protagonistas del encuentro entre los visitantes y las internas del complejo cerrado, para dejar claro que estar bien vale.


Volver