Como parte del programa “Pueblos con Memoria”, que lleva adelante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, y en un emotivo acto concretado en la Casa de la Historia y la Cultura “Agustín Tosco” de Coronel Moldes, hoy fueron homenajeados tres hijos dilectos de esa ciudad quienes fueron cruelmente asesinados por las armas del terrorismo de Estado que azotó al país en la década de 1970.

En la oportunidad se recordaron las trayectorias de Berta Clara Perassi, Enrique Antonio Blanco y Orlando Alonso Martín, víctimas de la última dictadura Cívico Militar y que son oriundas de esa ciudad del departamento Río Cuarto. Acompañaron el homenaje, en el programa que intenta recuperar la identidad de aquellos compañeros que le faltan a una comunidad, autoridades del Ejecutivo Provincial, del Poder Legislativo, familiares de las víctimas, intendentes, jefes comunales y miembros de organismos de Derechos Humanos.

En la oportunidad, Darío Olmo, subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia, agradeció la presencia de los jóvenes en el acto y afirmó que “es bueno que quede plasmado, materializado, el recuerdo de personas que dejaron una huella tan especial, como es el caso de Moldes, con Enrique, con Berta o con Pichi”.

“Es importante que se transmita como una invitación a la reflexión sobre a qué punto llegamos, a qué abismo caímos cuarenta años atrás como sociedad, como comunidad. Es por eso esta Memoria obstinada, porque es estrictamente proporcional a la gravedad de aquello que pasó y atravesó al país como una totalidad y a cada una de sus comunidades, como es en el caso de Coronel Moldes. Y es aquello que hoy estamos evocando”, afirmó el funcionario.

A su turno, el coordinador del programa, Calixto Angulo, indicó: “El programa Pueblos con Memoria forma parte de una decisión política del Gobierno provincial, de colaborar y consolidar toda la política de Memoria, Verdad y Justicia, y de sostenerla en el tiempo a través de políticas públicas que puedan llegar a todo el territorio provincial”,

El funcionario además destacó la colaboración y el trabajo coordinado de todos los estamentos del Gobierno provincial, del Poder Legislativo, comunas, municipios y organismos de derechos humanos para profundizar el proceso de Memoria, Verdad y Justicia.

Finalmente Angulo indicó: “Nuestro objetivo es colaborar y ayudar para hacer, de esta hermosa construcción de la memoria colectiva, que por ser genuina, solidaria y colectiva, resiste cualquier embate del negacionismo cómplice de los genocidas”.

En el acto, Tobías Gutiérrez compartió con los presentes una carta enviada por el Legislador Carlos Gutiérrez quien le dedicó unas conmevedoras palabras  a los jóvenes desaparecidos y resaltó la figura de Berta Perassi al cumplirse un nuevo aniversario de su desaparición.
Estuvieron presentes en el homenaje el viceintendente de Coronel  Moldes, Marcelo Matteoda, funcionarios municipales, representantes  de la Asociación de Ex Presos Políticos de Río Cuarto y Sur de Córdoba y de la Organización de Familiares  de Desaparecidos.
Asimismo, como parte del homenaje a esos tres militantes sociales que entregaron su vida en la defensa de una sociedad más igualitaria, y a modo de honrar su compromiso con la sociedad y que bregaron por un Estado activo y presente, el Registro Civil y Capacidad de las Personas se instaló con sus oficinas móviles en Coronel Moldes, donde asistieron con trámites de documentación (partidas de nacimiento, documento nacional de identidad y pasaporte) a unos 100 vecinos de esa ciudad y alrededores.

Breve semblanza de los homenajeados:

-Orlando Alonso Martín, “Pichi”. Nació en 1953, se vino a estudiar a Córdoba ingeniería en geología. Comenzó a militar a los 19 años en el Partido Revolucionario de los Trabajadores. El 22 de enero de 1975 pasa a la clandestinidad y se afilia al Ejército Revolucionario del Pueblo. Lo secuestran en su negocio en Córdoba. Desaparece el 13 de febrero de 1975. Preso político, “Pichi” representó la primer “ausencia” de ciudad de Coronel Moldes.

Berta Perassi, “la Gringa”: Nació el 20 de octubre de 1952 en Coronel Moldes. Estaba casada y fue madre de un niño. Comenzó su militancia en 1973 en Río Cuarto, cuando en la universidad sumó su esfuerzo a la construcción de la Agrupación Universitaria de Base (AUBA), ligada al Peronismo de Base (PB) en tanto estudiaba Ciencias de la Educación. Además militaba en el barrio riocuartense de Las Delicias. La crisis política de este sector del peronismo revolucionario la llevó a militar en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) poco antes de su asesinato. Trabajó en una fábrica de galletitas proletarizándose. Fue secuestrada-desaparecida entre fines de junio y principios de julio de 1976, en la vía pública en esta ciudad de Córdoba. Se la vio en el CCD La Perla antes de su asesinato.

Enrique Antonio Blanco. Nació en 1953. Al terminar sus estudios secundarios se trasladó a la ciudad de Córdoba para estudiar ingeniería mecánica. Con 19 años comenzó a militar en el Partido Revolucionario de los Trabajadores. En 1978 se convirtió en el tercer ausente de Coronel Moldes.


Volver