complejo esperanza ok

El Complejo Esperanza retomó su funcionamiento normal y los guardias del establecimiento juvenil retornaron a sus tareas habituales.

La firme decisión del Ministerio de avanzar en una serie de medidas que mejorarán el funcionamiento interno posibilitaron neutralizar y deponer la actitud de algunos trabajadores que pretendían hacer caso omiso a la autoridad.

Los empleados del establecimiento juvenil trabajarán en el horario dispuesto por las autoridades, de 12 horas de trabajo por 36 de descanso. La medida es en beneficio de los propios trabajadores, pero además garantiza una mejor atención a los jóvenes privados de su libertad que se encuentran allí alojados.

Esta decisión se complementa con el inmediato ingreso de 60 guardias. Ayer finalizó la convocatoria abierta y ya está en marcha el análisis de los currículums presentados por los interesados a ocupar estos puestos.

También se incorporarán 10 socioeducadores, quienes ingresarán a través de un convenio con la Universidad Provincial de Córdoba.

Otras medidas

Los empleados identificados que esta semana no cumplieron su función en el establecimiento juvenil fueron intimados formalmente por las autoridades del Complejo para que declaren en la investigación que lleva adelante la administración.

En tanto, la Justicia detuvo ayer a un empleado del Complejo Esperanza que amenazó a un compañero. La denuncia fue presentada por autoridades del establecimiento juvenil, luego de cotejar un audio donde el detenido expresa que tiene una bala destinada al guardia denunciante.

Asimsimo, los 20 guardias que fueron separados continuarán en esa situación hasta tanto se constante su responsabilidad en los sucesos que acontecieron en la semana pasada en el Complejo. Cabe destacar, que algunos de los guardias que están ingresando a trabajar en los horarios que les corresponden, se encuentran bajo investigación administrativa para deslindar responsabilidades por la situación de inestabilidad que generaron.

Siendo el objetivo principal del ministerio de Justicia lograr la reinserción social y laboral de los internos, están al servicio de los mismos los talleres de capacitación en oficio, la educación formal, las actividades culturales y deportivas, incluyendo las piletas de natación que por primera vez funcionan en el establecimiento, todo lo cual debe servir al objetivo indicado.


Volver