Comenzaron ayer los talleres sobre consumo de sustancias dirigidos a los agentes de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SeNAF) del Complejo Esperanza, que aloja a jóvenes en conflicto con la ley penal.

Con esta capacitación, se suma a operadores y socioeducadoras que tienen responsabilidad en el cuidado de los jóvenes bajo protección del Estado al programa “Tomando Decisiones”. El programa dio inicio en enero pasado con los adolescentes alojados en los distintos módulos que integran el Complejo, y a partir de ahora involucra a los agentes que trabajan con ellos para la concreción de sus objetivos.

“Tomando Decisiones” es un programa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, -compuesto por varias líneas de acción-, para el abordaje integral, la prevención y la asistencia de niñas, niños y adolescentes que presentan problemas asociados al consumo de sustancias.

En el inicio del ciclo de encuentros con los agentes del Complejo, la responsable del Área de Salud de la SeNAF, Elena Domínguez, expresó que el propósito de este espacio “más allá de interiorizarnos sobre la problemática que afecta a los jóvenes que tienen consumo problemático de drogas, es construir y aunar criterios de trabajo, ver cómo los podemos ayudar para que los jóvenes tengan un modo de vida distinto, un futuro en libertad”. “Que podamos acompañarlos en reconocer los riesgos que corren y fortalecerlos para el momento en que tengan que tomar decisiones; que no se perjudiquen”, agregó.

Para cumplir con los objetivos propuestos, durante un mes los operadores y socioeducadoras participarán de encuentros semanales que se realizarán progresivamente y por separado en cada uno de los Centros del Complejo, ya que las edades de los chicos en cada módulo es diferente y las problemáticas en relación al consumo son distintas. Está previsto a fin de año, cuando termine este ciclo con los adultos, realizar una puesta en común para aunar resultados y propuestas.

Darío Ceballos y Mauricio Mathieu, del Programa Cambio, son los especialistas que desarrollan los encuentros semanales con los jóvenes y quienes coordinarán el espacio de reflexión de los agentes.

Las reuniones grupales con los adolescentes, además de abordar la problemática de las adicciones, proporcionan en gran medida un ámbito de reflexión, autoconocimiento, promoción y adopción de habilidades para la vida. El propósito de integrar a los adultos responsables de su cuidado a la dinámica del Programa, es que puedan comprender y acompañar ese proceso.

El Programa “Tomando Decisiones”, de prevención y asistencia al consumo problemático de sustancias, está dirigido especialmente a aquellos niños, niñas y adolescentes que asisten a los distintos espacios con que cuenta la SeNAF para su contención, y a los jóvenes en conflicto con la ley penal. Participan en su ejecución, la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba, la Secretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones del Ministerio de Salud, la Asociación Civil “Programa Cambio”, la Fundación “Por Un Mundo Mejor”, y la Asociación Civil “Programa del Sol”.

“Tomando Decisiones” se desarrolla en el Centro Socioeducativo para Adolescentes Mujeres (CESAM) en conjunto con el Programa del Sol. A su vez, a propósito del programa, se realiza orientación a familias y a jóvenes en territorio a través de los dispositivos de SeNAF “Casas Abiertas” de barrio Cupani y Bajo Pueyrredón. También, los adolescentes que presentan consumo problemático de drogas tienen becas para su asistencia y tratamiento a través de la Fundación “Un Mundo Mejor” y el “Programa del Sol”.

Otro de los puntos a señalar de “Tomando Decisiones”, es el otorgamiento de 20 becas para profesionales de SeNAF, especialmente del interior, para cursar en la Facultad de Psicología de la UNC estudios de posgrado en la temática, Facultad que también realiza tareas de asesoramiento, y consultoría en consumo de sustancias y drogadependencia, y actividades de investigación y prácticas preprofesionales en los Centros Socioeducativos para jóvenes en conflicto con la ley penal.

Por último, cabe mencionar que el Programa prevé la ampliación de más de 80 metros cuadrados del Centro de Salud que se encuentra en el Centro Socioeducativo “Nuevo Sol” del Complejo. Esto, más las acciones de prevención y asistencia y capacitación del personal, significa una inversión de 5 millones para la promoción de la salud y el desarrollo de habilidades personales de los adolescentes y familias.


Volver