El salón de usos múltiples del Establecimiento Penitenciario N 1 de Bouwer se convirtió por una hora y media en una sala de teatro. Esta mañana inició la temporada de espectáculos organizada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Después de las 10.30 el público estaba acomodado esperando la entrada de uno de los talleristas del establecimiento, Sergio “Cherca” Pietro. Algunos ya lo conocían de sus clases de humor, pero la gran mayoría no sabía de que se trataba. Sin embargo, los hombres sabían que el encuentro venía de humor y su predisposición era visiblemente alegre.

Entró el humorista con su saco negro y fue recibido con un aplauso unánime. Con buen manejo de la audiencia, el actor se los fue metiendo en el bolsillo;  jóvenes y grandes respondían sus humoradas según las consignas dadas.

El “Cherca”, como le dicen desde su nacimiento, cada lunes en diferentes horarios brinda talleres de teatro a los presos en dos módulos de la cárcel. Dice que la devolución de los internos es inmensa. Recuerda una vez que uno de ellos le dijo: “usted trae olor a calle” y le explicaron las personas que asistían a su taller, que como escuchaban sus reflexiones o chistes sobre situaciones que sucedían “afuera”, ellos se sentían parte de ese entorno y se olvidaban que estaban presos.

Volviendo al espectáculo, el humor rozó los adolescentes, los hijos, las mujeres, las parejas, el amor y la publicidad; todos los temas por algún lugar arrancaban risotadas o aplausos del público.

Luego le tocó el turno a Javier Ruffino, cantante y humorista, él también se ganó la adhesión de las personas allí sentadas. Participaron y se rieron mucho con los diferentes chistes o situaciones que compartía desde el escenario. Cantó canciones de folclore y se permitió hacer un duelo de canciones entre folclore clásico y contemporáneo.

Es miércoles pero parecía viernes o sábado; era de día, pero podría pensarse que era de noche. Cerca de dos horas el tiempo, espacio y la gente cambiaron lo que sucedía allí. Internos, empleados del Servicio Penitenciario y del Ministerio de Justicia compartieron humor y canto.

El próximo espectáculo es el martes próximo, el profesor Luciano Audisio presentará el primer CD titulado “Un canto a la libertad”, de un grupo de internos que cantan folclore en el marco del taller que ofrece regularmente en Bouwer.

 


Volver
ff , ,