En un sentido y emotivo acto, se concretó en Los Surgentes un acto homenaje en memoria de las víctimas de la trágica “Masacre de Los Surgentes”, ocurrida el 17 de octubre de 1976, cuando en un camino rural de dicha localidad, personal de las Fuerzas Armadas y de seguridad acribillaron a siete jóvenes.

El reconocimiento a María Cristina Márquez, Cristina Constanzo, Analía Murguiondo, Sergio Abdo Jalil, Eduardo Felipe Laus, Daniel Oscar Barcajoba, José Antonio Oyárzabal, las siete víctimas asesinadas en aquel acto por el terrorismo de Estado aplicado por la última dictadura cívico-militar, se enmarca dentro del programa de recuperación de identidad “Pueblos con Memoria”, que lleva adelante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia.

Precisamente el titular de esa cartera, Luis Angulo, se trasladó a dicha localidad del departamento Marcos Juárez donde, en la sede del Concejo Deliberante de Los Surgentes, se congregaron familiares de las víctimas, funcionarios de la provincia y la intendencia local, legisladores y público en general.

En su alocución, el ministro indicó: “Mi presencia aquí tiene que ver con la necesidad del Gobierno provincial de continuar ratificando la política de Estado de plena vigencia de los Derechos Humanos y con lo que planteamos permanentemente con el gobernador Juan Schiaretti, referido a la necesidad de fortalecer la memoria, la verdad, la justicia y la democracia”.

En otro párrafo de sus palabras, Angulo recordó y resaltó la tarea hecha por el ex presidente Raúl Alfonsín, “quien tuvo la valentía de sentar a los genocidas en el banquillo de los acusados”.

Y ratificó: “Estamos en contra de la impunidad y estamos a favor de ratificar de manera terminante la existencia de 30 mil desaparecidos en la Argentina y la necesidad de continuar con los juicios de lesa humanidad”.

Con respecto al acto homenaje por la “Masacre de los Surgentes”, inscrito bajo el programa de recuperación de la identidad, el ministro expresó que “la vida de esos jóvenes tenía que ver con la lucha por una mayor justicia en Argentina, una mayor justicia social y mayor solidaridad. Porque al indagar en la historia de estos jóvenes, se advierte que concurrían a los barrios pobres de Rosario a tratar de ayudar a la gente humilde, a los desposeídos”, señaló.

Asimismo sostuvo que, como parte del homenaje que le rinde el Gobierno de la provincia a estos mártires, “hemos querido traer este camión del Registro Civil para conectar lo que fue la vida de esos jóvenes, lo que fueron sus aspiraciones, sus sueños de un mundo mejor y más justo para atender uno de los más importantes servicios que presta el ministerio de Justicia como lo es el garantizar que todos los niños de la Provincia tengan un documento de identidad. Eso es también una forma de honrarlos y recordarlos”, apuntó.

Finalmente indicó que el programa instaurado por el ministerio “parte de una tarea de conjunto que hemos tenido conjuntamente con legisladores y autoridades de distintos municipios. Porque entre todos vimos lo importante que significa recorrer todos y cada uno de los rincones de la provincia para rescatar del olvido a muchos jóvenes, muchos dirigentes políticos, gremiales, religiosos, que simplemente fueron muertos de manera tremenda, inhumana, como en esta masacre de Los Surgentes” .

Los siete jóvenes, que fueron sacados de su cautiverio de El Pozo, en la ex Jefatura de Policía de Rosario, fueron trasladados hasta la localidad cordobesa de Los Surgentes, donde en la mañana del domingo 17 de octubre de 1976 fueron encontrados acribillados en un camino rural.

Por su parte, el legislador Daniel Passerini se permitió reflexionar sobre la marcha en repudio que se hizo al fallo de la Corte Suprema recientemente: “Quiso el destino que este acto se realice a 48 horas de la más importante demostración de ejercicio de verdad, justicia y memoria que hizo el pueblo argentino colectivamente en los últimos años de democracia, donde todos rechazamos el fallo. Los argentinos aprendimos que vamos a ser totalmente libres sólo si hay justicia”.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando Marcelo Jalil (hermano de Sergio Jalil) dijo: “Los hechos profundos de la historia los escriben los pueblos. Si los pueblos tienen memoria, las heridas del pasado no pueden repetirse. Esta ciudad ha sabido poner en evidencia la memoria de lo sucedido el 17 de octubre de 1976 gracias a la iniciativa de las docentes del Instituto Presbítero Castoldi”. Y agregó: “Ellas fueron  las que pidieron a los alumnos de 4° año investigar los hechos, y de allí en más se pudo visibilizar lo que estuvo oculto durante más de 30 años en la memoria colectiva de Los Surgentes”.

Con la iniciativa de este grupo de investigación se realizó el primer homenaje público en la ciudad a 35 años del asesinato de los jóvenes. A propósito, Jalil, valoró el acto que el Gobierno de Córdoba realiza a partir del Programa “Pueblos Con Memoria”, que rinde homenaje a las víctimas de la dictadura en todo el territorio provincial, y a la vez compartió su preocupación por “el ataque feroz a las políticas de derechos humanos como políticas de Estado que creíamos instaladas en el país sin importar el signo político del gobierno de turno”, afirmó el hermano del estudiante desaparecido.

Estuvieron presentes además la intendenta de Los Surgentes, Paula Córdoba; los legisladores Germán Butarelli y Miguel Majul; el intendente de Camilo Aldao, Carlos Carignano; jueces de paz de distintas localidades del departamento Marcos Juárez e integrantes de la Asociación Civil Grupo de Trabajo Memoria Los Surgentes.

 

 


Volver