• Victor Soria, albañil.
  • Victor Soria, albañil.

Los ojos de Víctor se llenan de lágrimas cuando piensa en el invierno que se aproxima y el recuerdo le trae a la memoria el frío filtrándose por las hendijas de los ladrillos block sin revocar, las mil excusas de su hijo para no bañarse, la falta de agua caliente y una puerta vieja que poco sirvió de reparo.

Víctor es cordobés, riocuartense de toda la vida. Albañil experimentado e incansable trabajador que día a día sale de su casa en busca de una nueva oportunidad.

Este año, la oportunidad llega y Víctor pasa a formar parte de una de las más de 31.827 familias cordobesas que accedieron al crédito Vida Digna.

“Un día nos llamaron, nos dieron esta ayuda y salimos corriendo a comprar los materiales”, cuenta un hombre que intuía que en su vida algo empezaba a cambiar.

El invierno del 2017 será diferente, tanto para Víctor como para su familia. En la vivienda que habita desde hace cinco años, unos ladrillos extras terminarán la pared que falta, el revoque impedirá el ingreso del viento, pero los cerámicos, los azulejos y el agua caliente traerán el bienestar y la dignidad que los suyos se merecen.

“El baño está quedando hermoso, lo tengo casi terminado”, se enorgullece al decirlo y se le ensancha el pecho al decirlo. A su lado, una sonrisa cómplice aprueba el esfuerzo de su padre.

Los más de 500 millones de pesos que el Gobierno de la Provincia de Córdoba lleva invertidos a lo largo y ancho de toda la geografía cordobesa gracias al Plan Vida Digna – Familia Feliz, están dando sus frutos.

El monto total de cada préstamo es de 25 mil pesos, a entregarse en dos etapas: un primer desembolso de 15 mil pesos al comenzar el proyecto y una entrega de 10 mil, una vez verificado el avance de las tareas.

Las manos trabajadoras de Víctor, sabían de urgencias y necesidades, pero el corazón de un padre de familia entendió que para llegar a la justicia social que tanto le prometieron había que evaluar costos, poner mano de obra propia y pensar en los suyos.

Entonces, con la segunda cuota del crédito se las ingenió e instaló las cloacas, pero además, cambió la vieja puerta por una nueva abertura, para que este invierno, el frío… deba golpear dos veces..

La construcción de un baño. La llegada de un invierno diferente.


Volver
ff