El gobernador de la Provincia de Córdoba, Juan Schiaretti, presidió esta mañana la inauguración de una nueva sala cuna en la ciudad de Córdoba.

La salita está ubicada en barrio General Savio, en el noreste de la ciudad. Lleva por nombre “Alma Mía” y funcionará gracias al convenio de colaboración firmado con la Asociación Civil Fuerza Solidaria (FU-SOL).

El nuevo espacio pasa a integrar la Red Provincial de Salas Cuna está funcionando con 47 niños que serán atendidos por cuatro docentes, en doble turno. Con ellos, un total de 14.355 niños son los que asisten a las salas desde el inicio del programa.

La provincia de Córdoba invirtió un total de 247.123,19 pesos en concepto de gastos de infraestructura, materiales y equipamiento.

Durante su saludo, el gobernador destacó la política de protección integral de la familia que lleva adelante el gobierno provincial. En ese sentido dijo: “Quiero ratificar que siempre vamos a estar al lado de nuestras mujeres, cuando están embarazadas, cuando tienen a los niños, cuando precisan trabajar, cuando sufren malos tratos y cuando envían a los hijos a la escuela”.

En el mismo acto, Schiaretti hizo entrega de una asistencia inicial para gastos de funcionamiento de la sala de 44.156 pesos, además de material didáctico para el nuevo centro de asistencia a la primera infancia.

Durante el acto estuvieron también presentes la secretaria de Equidad y Promoción del Empleo, Alejandra Vigo; el presidente de FU-SOL, Luis Álvarez; docentes y niños de la sala cuna, además de vecinos de este barrio de la capital.

También se inauguró una Sala Cuna en barrio Ituzaingó

Esta mañana, la secretaria de Equidad, Carolina Basualdo, dejó inaugurada una nueva sala cuna en la ciudad de Córdoba, en el marco del plan integral Por la Flia, tendiente al fortalecimiento del ámbito familiar en zonas vulnerables.

El acto contó, además, con la presencia de la directora general del programa Salas Cuna, Inés Zinny; la directora general del programa Córdoba con Ellas, Victoria Moncada; el concejal Pablo Ovejeros; y el presidente de la Asociación Civil para el Discapacitado y Familia Luz de Esperanza, José Luis Acosta.

“Este programa insignia de nuestro Gobierno provincial nos permite llegar a todas las familias cordobesas. Es por ello, que trabajamos arduamente para que la red provincial de Salas Cuna siga creciendo, para continuar cuidando a nuestros niños, recreando las condiciones necesarias para que crezcan sanos y felices”, comentó Carolina Basualdo.

“Mi dulce nidito” funciona en barrio Ituzaingó y brinda contención a 51 niños de la zona.

La Provincia realizó una inversión de 213.560,18 pesos en infraestructura, equipamiento e insumos para la institución.


Volver