• El Centro de Rehabilitación Socio Laboral contribuye a la inserción social y laboral de personas que atraviesan alguna situación de salud mental
  • El Centro de Rehabilitación Socio Laboral contribuye a la inserción social y laboral de personas que atraviesan alguna situación de salud mental
  • El Centro de Rehabilitación Socio Laboral contribuye a la inserción social y laboral de personas que atraviesan alguna situación de salud mental

A pocas cuadras de la zona céntrica de la ciudad, funciona el Centro de Rehabilitación Socio Laboral (CRSL). Allí se fabrican y venden una gran diversidad de productos, para todas las edades, gustos y necesidades, a precios accesibles.

Niños y niñas pueden encontrar juguetes y muñecos de distinto tamaño y diseño. También para ellos, hay variedad en prendas de vestir: camisas, calzas, pantalones, sweaters tejidos, polleras y hasta delantales de cocina para su talle.

Jóvenes y adultos también pueden elegir allí su atuendo, hay opciones clásicas y también más originales. Además, se ofrecen piezas de bijouterie: collares, aros, pulseras, vinchas y gomitas para atar el cabello.

Se destaca la variedad en artículos para el hogar: muebles con doble función, como un banco que también puede usarse como mesa; percheros o elementos para el asador, como parrillas, tablas y utensilios. También hay sábanas, almohadones para interior y exterior,  repasadores y toallas.

Todo se fabrica en los talleres del CRSL por personas que atraviesan alguna situación de salud mental. Se trata de una dependencia del Ministerio de Salud que tiene como objetivo contribuir a su inserción social y laboral. La iniciativa se enmarca en el Programa Socio Laboral, que se propone la enseñanza de oficios a operarios en distintos rubros. Actualmente, ofrece talleres de herrería, carpintería, costura, manualidades y cocina.

Adriana Vitelli, directora del Centro, subraya el cambio de condición de las personas que son allí derivadas: “Aquí dejan de llamarse pacientes, concepto ligado a lo manicomial, para ser nombrados operarios, en el sentido de quien opera, el que es protagonista activo de su propia rehabilitación”.

Lo que se produce en cada taller se destina a instituciones que demandan estos artículos y también se venden al público. Para adquirirlos, el CRSL dispone de un salón de ventas llamado “El Taller” integrado a su edificio (en Avenida Arenales 120 de barrio Juniors). El horario de atención es de 10 a 16 horas. 

Además, pueden encargarse productos a través de las distintas vías de contacto del Centro. El taller de costura también brinda el servicio de arreglo de prendas. Para la confección, reciben donaciones de telas.

Adicionalmente, los operarios acceden a otras propuestas a través de dos programas, uno recreativo deportivo y otro socio cultural. Además se creó el Programa de Proyección Comunitaria, que ofrece talleres de oficios destinados a sectores con alguna problemática de salud, económica o social.

Estas estrategias permiten “brindar una atención integral de la persona, lo que favorece la reinserción en su medio social, evitar la cronificación, el aislamiento y la estigmatización”, destaca Vitelli.

Requisitos para ingresar al CRSL

El Centro recibe a personas con problemáticas de salud mental que tengan entre 18 y 55 años de edad, que se encuentren en tratamiento en efectores públicos o privados de la ciudad de Córdoba o sus alrededores. En todos los casos, deben ser derivados por su terapeuta individual.

Contacto:

Teléfono: 0351 4342432 – Correo electrónico: centroderehabilitacion_sm@hotmail.com

Facebook : El Taller – Centro de Rehabilitación Socio Laboral

 


Volver
ff , , , , ,