“Esta es una vida nueva para mi, porque hace más de 10 años que no respiraba de esta manera y nunca pensé que fuera gracias al Hospital Córdoba”, dijo emocionado Rubén Bessone, el paciente al que se le practicó un trasplante de corazón semanas atrás en el nosocomio provincial.

“Quiero agradecer a todo el equipo de cardiología y al resto del personal del hospital que gracias a su esfuerzo y dedicación hoy estoy como estoy. Ahora me espera una vida nueva y normal”, agregó Bessone,  primer paciente trasplantado en un hospital público del interior del país. De 53 años y oriundo de la localidad cordobesa de Porteña,  recibió un corazón de un joven de 19 años proveniente de Buenos Aires.

El director del Hospital Córdoba, German Llancaman, indicó que el éxito de la intervención fue “el resultado de un trabajo realizado por un equipo profesional multidisciplinario de más de 20 personas”.

El profesional explicó que la cirugía se pudo realizar debido a un proceso que demando un largo tiempo y que requirió la capacitación del equipo profesional y preparación de infraestructura llevado adelante con recursos del Estado provincial.

“Este es el primer transplante de corazón que se hace con recursos propios en un hospital público en el interior del país”, subrayó Llancaman.  “Es solo el comienzo, queremos dar la oportunidad a todos aquellos que no tiene una cobertura de salud y necesitan un tratamiento de estas característica. Es una decisión y una política de Estado”, aseguró.


Volver
ff